REDACCIÓN
15 de julio de 2015 / 10:49 p.m.

Tras una inversión millonaria en refuerzos, la cual fue destacada por varios medios de México y América, el plantel de Tigres regresó a la actividad en la Copa Libertadores. Como parte de las semifinales, los felinos se midieron al Internacional de Porto Alegre, en la cancha del Beira-Rio.

En territorio brasileño, el cuadro auriazul fue derrotado por 2-1, resultado que aún los mantiene con posibilidades de calificar a la gran final. Este descalabro, desató el ingenio de los aficionados regios, los cuales no dudaron en hacerse presentes con varias bromas.