2 de agosto de 2013 / 04:16 p.m.

Francfort• Un incremento en las ventas de autos de alta gama y un día laborable más ayudaron al mercado automotor alemán, el más grande de Europa, a crecer levemente en julio, en otra señal de que el sector parece estar saliendo de lo peor de la crisis.

Los registros de nuevos coches en Alemania aumentaron un 2.1 por ciento a 253.146 vehículos el mes pasado, según cifras oficiales publicadas el viernes por la Autoridad Federal de Transporte Motor (KBA).

El incremento suma pruebas de que el mercado automotor europeo, donde las ventas han caído a mínimos en dos décadas, puede haber tocado fondo.

"El mercado automotor aún no está fuera de peligro, pero julio es un buen comienzo para la estabilización que esperábamos en el segundo semestre", dijo Matthias Wissmann, presidente de la asociación de la industria automotriz VDA, quien señaló que los pedidos domésticos habían crecido un 3 por ciento.

En el primer semestre, el mercado automotor alemán se contrajo un 8.1 por ciento, según cifras de KBA.

Las ventas en otros grandes mercados europeos también dieron señales de estabilización en niveles bajos. En Francia, los volúmenes treparon un 1 por ciento el mes pasado, mientras que en Italia cayeron un 2 por ciento, la más pequeña en la comparación interanual desde abril del 2011.

En Alemania, los registros de las marcas Mercedes-Benz y BMW subieron casi un 13 por ciento en el mes. No todas las automotrices de alta gama se desempeñaron bien, ya que Audi experimentó una caída del 10 por ciento en el período.

Por su parte, Opel reportó un repunte del 11 por ciento en julio, superando un pequeño avance de su rival Ford y un retroceso del 5 por ciento de Volkswagen.

Los registros pueden ser un indicador imperfecto de la situación del mercado automotor alemán, ya que pueden mostrar una demanda desfasada en dos o tres meses. Además, los fabricantes de automóviles pueden mejorar sus resultados mensuales registrando coches por cuenta propia.

Sin embargo, los fundamentos económicos de Alemania, entre ellos el bajo desempleo, los salarios en alza y la confianza de los consumidores en su máximo nivel en casi seis años, deberían ser un contexto positivo para el sector.

También hay señales de progresos subyacentes.

Según la consultora Dataforce, que tiene su sede en Fráncfort, las ventas de automóviles a hogares privados han mejorado en niveles ajustado durante cuatro meses.

REUTERS