jair ramos | @jairMULTIMEDIOS
24 de junio de 2016 / 07:00 p.m.

Mientras la novela de Rafael Sobis terminó y la de Mathieu Valbuena como candidato a reforzar a Tigres ha comenzado, este viernes el plantel fue exigido al máximo en lo físico y futbolístico en la pretemporada... y aparecieron los primeros regaños de Ferreti.

Este viernes, en el quinto día de trabajo en la Riviera Maya, las despedidas terminaron y los auriazules realizaron doble sesión de entrenamiento, primero por la mañana, en el gimnasio de su hotel, con diversas rutinas en aparatos y con pesas.

Por la tarde, a las 17 horas y con un sol penetrante, la cancha fue testigo del trabajo táctico de Ferretti quien se mostró exigente durante todo el interescuadras.

'Tuca' colocó como titulares a Enrique Palos en la porteria; Israel Jiménez, Hugo Ayala, Juninho y Torres Nilo formaron la defensa; Guido Pizarro, Lucas Zelarayán, Luis "Chaka" Rodriguez y Luis Quiñones estuvieron en media cancha, mientras que Ismael Sosa y Fernando Fernández fueron los delanteros.

En más de una ocasión el estratega paró el entrenamiento para dar indicaciones.

"¿Quién va a meter el gol, Sosa?", preguntó el técnico al refuerzo felino, quien se encontraba en una zona alejada a la portería.
El ex delantero de Pumas, minutos después de la observación, hizo un gol para emparejar 1-1 el marcador, que abrió el colombiano Julián Quiñones, quien minutos después volvió a adelantar 2-1 a los suplentes.

"Tienen cinco minutos para anotar un gol", gritó el brasileño a los 22 que estaban en la cancha y los aparentes sustitutos atendieron la orden y con un zapatazo de 'Gringo' Torres pusieron el marcador 3-1.

En ese momento, Ferretti mandó llamar a Miguel Mejía Barón quien hizo al técnico algunas observaciones.

Los titulares acortaron distancias con un gol de Lucas Zelarayán y la
intensidad comenzó a subir en el entrenamiento, tanto que en una jugada accidental Israel Jiménez recibió en la cara un golpe de Jonathan Espericueta, el cual no fue grave y sólo le causó un leve sangrado.

El marcador se empató a 3 goles luego que "Queso" Fernández cerrara la pinza en una jugada individual de Luis Quiñones.

Finalmente, el mismo colombiano dio el triunfo a los titulares 4-3 con un tiro razo que terminó en las redes luego de una descolgada por izquierda.