9 de marzo de 2013 / 07:11 p.m.

El país está entre los primeros en digitalización. Maximiliano García, de Canacine, señala que se tiene esta tecnología en 40% de sus instalaciones, después está Colombia, con 36%; Brasil, 26; Chile y Argentina, 22, y Venezuela, 11%.

 

México.- México se encuentra en las altas esferas de la industria cinematográfica mundial y es que su infraestructura está entre las de mejor nivel, incluso por arriba de Estados Unidos, gracias a la apuesta que han hecho las empresas del sector que han asumido el riesgo y buscan hacer del cine una experiencia competitiva, y que observan la competencia de las salas junto con otros canales de comunicación, como son películas en video, computadoras y tv de paga, entre otros.

Hay una apuesta para seguir generando una experiencia atractiva para los consumidores, señaló Maximiliano García, director general de Canacine; mientras que Roberto Jenkins, director general de Cinemark, afirma que la industria cinematográfica es líder por la modernidad de las propias salas (tipo estadio), de última generación, pero sobre todo por la competencia tan feróz que ha derivado en el crecimiento explosivo en el número de complejos.

La modernidad de los cines se mide en tres estándares: el miniplex, complejos donde hay de dos a siete salas de exhibición; los multiplex, de ocho a 15 salas, y el megaplex, 16 salas o más.

El país tiene 86.2 por ciento de sus pantallas en formato multiplex, y en donde además se ofrecen otro tipo de comodidades. Solamente Corea del Sur está por arriba con 96.8 por ciento, informó la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y Videograma (Canacine).

Otro de los indicadores donde México está en los primeros lugares es la digitalización de las salas de exhibición. A decir de Maximiliano García, de Canacine, el país se encuentra en la primera posición en América Latina al tener está tecnología en 40 por ciento de toda su infraestructura, debajo está Colombia con 36 por ciento; Brasil, 26; Chile y Argentina, 22 y Venezuela, 11 por ciento.

El directivo señaló que empresas del sector, como Cinépolis, Cinemex y Cinemark, han invertido en los últimos años 520 millones de dólares en la digitalización.

A partir del año antepasado se empezó la transición a proyectores digitales, anteriormente era con el llamado celuloide, con el cual tienes que llegar con cinco latas de carretes para instalar la película, ahora se sustituyó por el disco duro, indicó Federico de la Garza, director general de Motion Picture Association, que agrupa a los distribuidores de películas de Hollywood, como Disney, Sony, Fox y Warner.

El directivo señaló que las principales ventajas de esta nueva tecnología es menor contaminación, porque ya no usa procesos químicos y es más fácil de transportar.

Una de las principales razones para que se haya iniciado este cambio en 1994 fue la flexibilización sindical pues antes se pedía que por cada proyector hubiera dos trabajadores y ahora puedes tener para 10 salas tres empleados, explicó Roberto Jenkins, director general Cinemark.

Para Maximiliano García otro de los factores que catapultaron la industria fue que el gobierno dejó de controlar el precio de los cines y se generó una sana competencia entre las compañías del sector.

Por su parte, Federico de la Garza refiere que el futuro de la industria ya no será la digitalización y el disco duro, sino la posibilidad de bajar las películas vía satélite, como ya se está haciendo con la transmisión de los juegos de futbol americano o la lucha libre.

"“Además ahora el consumidor no solo elige el lugar, sino lo que va a ver, pero ahora tiene acceso a las 5 mil 200 salas que hay en México, y todas ellas con un sistema multiplex, y variedad en los contenidos, con lo que pueden elegir, o simplemente asistir al cine donde se encuentren por trabajo o vacaciones”", dijo De la Garza.

El directivo afirmó que para los productores y distribuidores de contenidos de cine, está claro que la calidad de las salas les permite competir con medios como la televisión de paga y la abierta, pues finalmente los exhibidores son el primer eslabón de toda la cadena de distribución, por lo que es importante que la gente se enganche desde ese primer momento al asistir a un cine.

Por su parte, Roberto Quintero, director general de Cinemagic, afirmó que la calidad de los cines en México es muy alta con una calidad de instalaciones que se encuentran por encima de ciudades como Nueva York, Madrid o París.

"“En nuestro caso, somos una empresa emprendedora que se acerca a pequeñas ciudades donde aún no hay cine, pero la competencia a la que nos enfrentamos nos lleva a ofrecer la misma calidad que los grandes complejos, entonces contamos con salas tipo estadio y con los estándares de calidad a los que la gente ya está acostumbrada"”, manifestó Quintero.

El directivo afirmó que no hay un estudio de calidad como tal, pero México es punta de lanza, siendo el país con más salas tipo estadio y más innovación en las dirigidas a los niveles socioeconómicos altos con las salas VIP y Platinum de las grandes cadenas.

SUSANA MENDIETA Y ROBERTO VALADEZ