17 de mayo de 2013 / 08:36 p.m.

Ciudad de México • El comportamiento de las exportaciones no petroleras que crecieron apenas 0.1 por ciento en el primer trimestre del año fue el principal factor que afectó la expectativa de crecimiento de México, dijo Luis Videgaray.

En entrevista radiofónica, el titular de Hacienda reiteró el ajuste que se hizo a la baja del PIB para 2013, al pasar de 3.5 a 3.1 por ciento.

Aclaró que esto no quiere decir que el país esté en recesión o que se esté ante una caída del PIB, pero sí que el país crecerá a un ritmo más lento a lo anticipado.

Dijo que si bien estas no son buenas noticias, son una motivación para apurar lo que se tiene que hacer: voltear a ver los motores internos del crecimiento, lo que implica acelerar el paso en las reformas que impulsan el crédito, la competencia, los empleos formales con mejores salarios.

Las reformas, insistió Videgaray, deben fortalecer el mercado interno y dijo que ese 3.1 por ciento está por debajo de lo que necesita el país.

A pregunta de cuándo se presentarán las reformas, el titular de Hacienda dijo que la hacendaria se presentará en el siguiente periodo ordinario de sesiones del Congreso y anticipo que será un tema fundamental a partir del inicio de septiembre.

Las otras se están trabajando conforme al Pacto por México; este será un año de mucho trabajo en el ámbito legislativo. Existen las condiciones de acuerdo político. El proceso de cambio no puede esperar más, insistió.

De la energética dijo que será este año.

El hecho de que sea nulo prácticamente el incremento de las exportaciones es porque el entorno externo afecta a la economía mexicana. Estados Unidos tiene crecimiento por debajo de lo esperado y siguen sin salir de la crisis de 2008. Europa sigue siendo crítica y están en franca recesión.

REDACCIÓN