6 de septiembre de 2013 / 02:50 p.m.

Kosuga explicó que la industria juguetera a nivel mundial comercializa anualmente 85 millones dedólares, y si de esta cantidad México lograra exportar al menos tres por ciento, la meta se habría cumplido.

Además, comentó, los jugueteros mexicanos deben abrirle camino a los juguetes fabricados en el país y posicionar una imagen y calidad con relevancia en el mercado.

""Así como la industria automotriz tiene una gran presencia en el mundo, queremos vender a México como una gran exportadora de juguetes"", expuso.

Para ello, se deben aprovechar que debido a los tratados de libre comercio los productos mexicanos cuentan con arancel cero en mercados como el de Estados Unidos o Canadá. No obstante, el camino no es fácil, puesto que la industria juguetera mexicana tiene a un fuerte competidor: China.

Kosuga comentó que a pesar de ello, México tiene otros factores a favor, como la competitividad a su ubicación geográfica y que la mano de obra china tiene estándares muy similares a los que existen en territorio nacional.

""Estamos trabajando junto con el gobierno para hacer de México una plataforma exportadora de juguetes"", añadió.

Agregó que otra de las problemáticas a las que se enfrenta la industria juguetera nacional es a los casos de dumping.

""Se dan (casos de dumping) de mercancía subvaluada, importaciones ilegales, es un sector, sobre todo, muy marcado por las temporadas, en Navidad y Reyes; entonces, si nuestras aduanas no se ponen listas para que no entre todo este tipo de mercancías, para el fabricante nacional es competencia desleal"", agregó la directora de la empresa Kay International.

 — DANIEL ANGUIANO