Antonio Hernández
31 de agosto de 2013 / 03:37 p.m.

 

México • Moody’s refirió ayer que México no se encuentra en recesión, pero sí está “en el umbral”.

“Caer o no en ella dependerá de cómo evoluciona en el tercer trimestre y qué tan malo haya sido el estimado del PIB en el primero y segundo trimestres que hizo el INEGI, porque si hace correcciones a la baja, se podría ver más adelante que la economía sí entró en recesión”, señaló.

A su vez, el Bank of America Merrill Lynch (BofA) advirtió que la economía mexicana corre el riesgo de caer en recesión si no se observa una recuperación en la actividad productiva durante el segundo semestre del año en su informe mensual de mercados emergentes correspondiente a septiembre, el organismo destacó que, de presentarse dicho escenario, en consecuencia el Banco de México tendrá que abrir la posibilidad de recortar las tasas de interés.

También destaca el riesgo de que haya un estancamiento político que evite la reforma energética o la fiscal, o ambas, o que se aprueben reformas decepcionantes.

En los riesgos externos, BofA vislumbra la posibilidad de un fuerte incremento en las tasas de interés de Estados Unidos que podrían producir una salida desordenada de inversionistas extranjeros en México.

BofA mantiene su perspectiva de crecimiento para la economía mexicana en 2013 en 1.5 por ciento y destaca que el país está en la parte más profunda del fuerte bache que comenzó a finales de 2012 debido a los choques externos y fiscales.

De hecho, esta firma fue la primera en reducir los pronósticos de crecimiento de la economía mexicana para este año, debido a las afectaciones por el entorno internacional, principalmente por la lenta recuperación en Estados Unidos y el subejercicio del gasto público que se experimentó en los primeros meses de 2013.

Lo anterior se confirmó con la fuerte baja que hizo el gobierno mexicano de su estimación de crecimiento de la economía hace unas semanas, al dejar el estimado del PIB en 1.8 por ciento, desde el 3.5 por ciento que tenía a finales de 2012 y que se envió como parte del presupuesto para este año.

“Prevemos que el impacto de los choques internos y externos se desvanezca gradualmente para el segundo semestre de 2013 y que México regrese a un mayor potencial de crecimiento en 2014” destacó.

Para BofA, el producto interno bruto mexicano tendrá un crecimiento de apenas 3.5 por ciento el año próximo. Hay que destacar que la perspectiva anterior de este organismo era de 4 por ciento en 2014.

Bank of América mantiene buenas expectativas sobre el impulso que pueda tener la economía mexicana en el mediano plazo con la aprobación de la reforma energética, con lo que estima que puede lograrse sin mayores complicaciones.

“No estamos de acuerdo con algunos descontentos iniciales con la propuesta, ya que consideramos que es lo suficientemente buena para atraer la participación del sector privado en el sector energético, particularmente en aguas profundas y gas shale. El monto de la inversión dependerá de los detalles que no han sido publicados, como el tope de la participación privada en los contratos de utilidad compartida”, destacó.

En el caso de la inversión en petróleo, Bank of America estima un incremento de 8 mil millones de dólares, de los cuales, de 5 a 6 mil serán de inversión extranjera directa.

“Esto representaría un incremento anual de 25 a 30 por ciento en la inversión extranjera en México”, puntualizó.

Finalmente, BofA destacó que la estimación de incrementar hasta 3 millones de barriles la producción de petróleo con la reforma es muy temprana, ya que se ha tardado la aprobación de leyes secundarias, lo cual ocurrió con los cambios en materia petrolera que se aprobaron en 2008, los cuales tardaron más de dos años en arrancar.

ClavesDetalles económicos

El gasto programable del sector público cayó 5.3 por ciento anual en términos reales (solo considerando las Secretarías de Estado), la reducción fue 11.8 por ciento, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el reporte de Finanzas Públicas correspondientes a julio.

Según el informe mensual, el año pasado el sector público gastó en el séptimo mes 293 mil 68 mdp, mientras que en éste el monto fue de 287 mil 121 millones.

“No existe ningún recorte al gasto público, ni está previsto hacerlo. Será ejercido conforme al calendario y será pilar para una aceleración del crecimiento”, dijo Luis Videgaray.