REDACCIÓN | @MMDEPORTESMX
6 de mayo de 2017 / 04:05 p.m.

El campeón está dentro de la Liguilla y a ver quién lo quiere enfrentar…
Con un rugido de autoridad y categoría, los Tigres aseguraron su boleto a la Fiesta Grande del Clausura 2017 al golear 1-5 al Quéretaro y llegar a 25 puntos, colocándose de momento como sexto lugar de la tabla de la mano de un triplete de André Pierre Gignac.

El francés llegó a ocho goles y empató momentáneamente el liderato de goleo a Raúl Ruidiaz, Nicolás Castillo, Oribe Peralta, Avilés Hurtado y Matías Alustiza.

Tigres saltó a la cancha de La Corregidora sabiendo que con la victoria estaba dentro de la Liguilla sin esperar otro resultado más que para saber cuál sería su posición dentro de los invitados a la Fiesta Grande.

A los 7 minutos Gignac mandó el primer aviso con un disparo de izquierda que pasó apenas desviado del marco de Tiago Volpi, en un arranque de juego donde los felinos eran mejores, con más ambición al frente y los Gallos Blancos esperando y poblando la media cancha.

Y un minuto más tarde, el francés no desaprovechó un mal rechace del zaguero Miguel Martínez, tras un gran desborde de Alberto Acosta por izquierda, el defensa argentino quiso despejar el balón, pero éste le cayó a Gignac quien de izquierda puso el 0-1.

En la tribuna los miles de Incomparables que ya hacían una fiesta empezaron a cantar, “¡vamos Tigres, te quiero ver campeón otra vez!” transformando La Corregidora en una sucursal del “Volcán” Universitario.

Tigres fue por más y al 13´encontró el segundo gol, que digo gol, un golazo en los botines de Luis “Chaka” Rodríguez, quien recibió el esférico de Zelarayán unos metros fuera del área grande, sacó un trallazo que se metió al ángulo izquierdo de Volpi, para el 0-2. El primer gol del regio en más de un año y dos meses.

Con el marcador, el trámite del juego empezó a ser un tanto soso, ya que los felinos tenían el balón, lo manejaban de un lado a otro, pero bajando un poco las revoluciones del inicio, mientras Querétaro poco a poco iban adelantando líneas, y al minuto 36’ hizo por conducto de Camilo Sanvezzo el primer disparo del partido.

Para la segunda parte Jaime Lozano sacó a Luis Noriega y mandó a Marco Jiménez en el medio campo en busca de tratar de quitarle la pelota a unos felinos que no hicieron cambios.

Y de inmediato se dio la respuesta queretana y al 48’ vino el descuento por conducto de Sanvezzo a centro de Neri Cardozo para el 1-2 que le ponía la dosis de dramatismo que no podía falta en un juego de los auriazules.

Los Gallos se fueron encima por el empate, dejando espacios que por poco aprovechan en dos ocasiones, primero en un centro de Gignac que estuvo a punto de ser autogol, y luego en un remate de Aquino que Volpi atajó evitando la anotación.

Sin embargo, al 54’ ahora sí llegó el tercero seguido de otro atajadón de Volpi a un trallazo de Gignac y en el rechace Ismael Sosa no desaprovechó para sentenciar el partido con el 1-3.

La fiesta felina no había terminado. Juninho cedió el balón a Gignac por izquierda, el francés se fue de frente al arco rival y sacó un derechazo por abajo pegado al poste izquierdo para su séptimo gol del torneo y el 1-4 de su equipo. Por cierto su gol 52 con la camiseta felina.

Una vez más el cántico de la afición auriazul inundó la tribuna del Corregidora, “¡vamos Tigres, te quiero ver campeón otra vez, vamos Tigres, te quiero ver campeón otra vez!”.

Para colmo de males del Querétaro, Neri Cardozo se hizo expulsar al 64’, por lo que de inmediato el “Tuca” Ferretti mandó a Damián Álvarez por Aquino y unos minutos después a Jûrgen Damm por Sosa y a Luis Quiñones por Dueñas, descansando ya jugadores pensando en Liguilla.

Damm de inmediato dio resultado al desbordar por derecha y sacando un centro para que André Pierre Gignac anotara su tercero del día, poner el 1-5 y llegar a ocho en el torneo empatando a los líderes.

Al final se buscó que Gignac anotara uno más para ponerse de líder de goleo, pero ya no hubo más, Tigres cerró el torneo rescatando 12 de los últimos 15 puntos, con cuatro goleadas y mostrándose muy fuerte de cara a la defensa del campeonato, sólo falta saber ¿quién será su primer rival?