RAFAEL RIVERA - @RAFADATOS
2 de enero de 2016 / 04:05 p.m.

Previo al Clausura 2016, el plantel de Tigres causó furor, al anunciar la incorporación del mediocampista mexicoamericano Luis Silva.

Con 27 años de edad, Silva vive su primera experiencia en el balompié mexicano, tras haber militado en la MLS desde su debut como profesional en el 2012.

Antes de Silva, los felinos habían contado previamente con cuatro jugadores que llegaron provenientes del futbol norteamericano:

Juan Pablo García

El ‘Loquito’ se sumó al cuadro felino en el Clasurua 2007 tras haber jugador en las Chivas USA, en donde había tenido un paso discreto.

Pese a convertirse en una de las sensaciones del balompié mexicano desde su debut con el Atlas en el 2000, el seleccionado olímpico en Atenas 2004 tuvo un irregular paso como felino, marcando solo 4 goles en sus cuatro torneos como auriazul (divididos en dos etapas).

García marcó su primer gol como auriazul ante Rayados, logrando el empate 3-3 en la jornada 13 del Clausura 2007. Dos meses después de aquel tanto, García se vio involucrado en un escándalo, al darse a conocer una foto en la que mostraba los glúteos junto a su entonces felino Omar Briseño.

En el Apertura 2007 disputó solo 98 minutos, siendo cedido a Jaguares, en donde su situación no mejoró. El atacante mexicano se reincorporó a Tigres para los torneos Clausura y Apertura 2009 y Bicentenario 2010, aunque solo logró dos tantos en 325 minutos de acción, provocando su salida definitiva del conjunto regio.

Tras su pasó como felino, el ‘Loquito’ pasó por el Veracruz, Puebla y Mérida.

Paulo Nagamura

De doble nacionalidad brasileña-japonesa, el contención fue contratado por los felinos para el torneo Bicentenario 2010, procedente de las Chivas USA.

Antes de sumarse a Tigres, Nagamura había pasado por el Sao Paulo de Brasil, el Arsenal de Inglaterra, el LA Galaxy, Toronto FC y Chivas USA, siendo uno de los jugadores más regulares de la MLS.

Pese a ganarse la titularidad en su único torneo como auriazul, Nagamura afrontó uno de los peores momentos de la historia de Tigres, volviendo al poco tiempo al ‘Rebaño’ norteamericano, integrándose al Kansas City en el 2011, actualmente no cuenta con equipo.

Jonathan Bornstein

De origen mexicoamericano, el lateral se sumó a Tigres en el Clausura 2011, proveniente de las Chivas USA.

Antes de sumarse al cuadro auriazul, Bornstein se había consolidado como una de las mayores figuras de la MLS, siendo nombrado novato del año del 2006 al igual que el ser llamado a la selección de Estados Unidos, siendo mundialista en el 2010.

En su etapa como felino, Bornstein se vio seriamente afectado por las lesiones, las cuales provocaron que solo sumara 9 partidos, acumulando 369 minutos de acción en la liga con el cuadro regio.

El ‘Gringo’ se coronó campeón de liga con Tigres en el Apertura 2011, dejando al club en el 2014 para jugar en el Atlante (con el cual descendió) y posteriormente defender al Querétaro, su actual club.

Omar Salgado

Primera selección del DRAFT de la MLS DEL 2011, el ariete de nacional mexicana, estadounidense y española fue fichado por Tigres para el Clausura 2015.

Antes de sumarse al cuadro regio, Salgado había formado parte del Vancouver Whitecaps del 2011 al 2014, en donde las lesiones impidieron que se consolidara como titular.

Pese a haber sido señalado como una gran promesa en sus inicios, Salgado no vio acción con el primer equipo de Tigres, viendo limitado su accionar a los equipos juveniles.

Motivo de su escasa actividad, el delantero fue cedido al Tampa Bay Rowdies de la NASL (segunda división de Estados Unidos) antes del Apertura 2015.