12 de junio de 2013 / 01:38 p.m.

Monterrey • A pesar del optimismo que hay en el sector empresarial hacia el tercer trimestre del año en cuanto a generación de empleo, esto no puede atribuirse a los cambios en la legislación laboral, comentó Guillermo Gabilondo Suárez, director de Experis, filial de Manpower.

Además, las reformas previstas para la Ley Federal del Seguro Social, que según empresarios incrementarían las cuotas patronales hasta en un 40 por ciento, no merman las buenas expectativas que tienen los empleadores en relación a la creación de puestos de trabajo, añadió.

Señaló que la Encuesta de Expectativas de Empleo de Manpower, que se realizó a directivos de 4 mil 800 empresas a nivel nacional, reveló que los empleadores de Nuevo León reportan una tendencia positiva del 22 por ciento en la generación de empleos.

Lo que se refleja en el crecimiento de 4 por ciento en los puestos de trabajo durante el segundo trimestre del año; y un 1 por ciento contra el mismo periodo del 2012.

Incluso, señaló que el 30 por ciento de los empleadores en Monterrey esperan aumentar sus plantillas laborales, mientras que el 66 por ciento no prevé cambios y sólo el 4 por ciento contempla disminuir las plazas de trabajo.

“"No estamos todavía en los niveles que hubieran deseado estar, sin embargo, es una tendencia positiva. Es decir, no se han generado todos los empleos que se esperaban, pero se ve más confianza en la inversión, más generación de plazas de trabajo"”, dijo.

Algo que prueba que a pesar de que a nivel nacional hubo un crecimiento en la generación de empleo, pero no el suficiente, indicó el directivo, es que cambiaron las expectativas del Banco de México (Banxico) en cuanto a la generación de plazas de trabajo.

“"El Banxico redujo sus expectativas de generación de empleos para este 2013, de 650 mil plazas a 625 mil, es un ligero ajuste, pero no es lo que se esperaba porque no ha sucedido con la velocidad que se esperaba"”, añadió.

El ejecutivo comentó que esto tiene su explicación en el cambio de administración federal.

“"Tenemos un rezago contra el año pasado, de casi 100 mil empleos; pero es normal, por el cambio de administración. Porque no es lo mismo el último año de una administración que el primero; pues siempre tiende a haber una carrera contra el tiempo"”, dijo.

Por otra parte, explicó que esta tendencia positiva en la generación de empleos formales permanentes no está precisamente ligada a las modificaciones que el año pasado sufrió la Ley Federal del Trabajo.

No obstante, señaló que a dicha legislación le hacen falta algunas precisiones, sobre todo al resto de las normativas que están ligadas a la ley laboral.

“"La ley por sí sola no genera empleos, sin embargo sí pretende incorporar a más personas al empleo formal, y en ese sentido falta todavía mucha reglamentación, y elementos que todavía no permiten ver la mejoría; o al menos no lo podemos atribuir a la reforma"”, añadió Gabilondo Suárez.

Sin embargo, en el contexto nacional no se había tenido una expectativa tan optimista en los últimos cinco años, precisó.

Pues para el trimestre de julio a septiembre se espera que el 25 por ciento de las empresas consultadas amplíe el número de trabajadores, el 69 por ciento no realizará ningún cambio y sólo el 6 por ciento cree que reducirá los puestos de trabajo.

Pronóstico negro

Por otra parte, Guillermo Dillon, director de Caintra comentó que aun cuando no cuentan con el dato oficial de manufactura en Nuevo León durante el primer trimestre, los indicadores preliminares indican que habrá crecimiento cero o un decremento en la actividad industrial.

En tanto el empleo si bien ha habido una recuperación marginal, en lo que va del año en manufactura se ha registrado un crecimiento de 13 mil empleos, empezaron el año con 7 mil, pero este avance ha venido bajando a 3 mil 600 (800) en abril.

DANIEL ANGUIANO