roberto flores | @betoflores67
17 de marzo de 2017 / 07:49 a.m.

La gran rivalidad que existe entre Tigres y Rayados, el querer siempre ser mejor que el acérrimo rival ha conseguido algo que se la dado poco valor en la presente década: entre ambos han logrado que nuestra ciudad haya vivido en los últimos siete años 13 Finales.

Y en las próximas semanas ése buscar ser protagonista en cualquier competencia y no quedarse atrás del otro podría traernos otras dos Finales: La de Copa MX para Rayados y la de Concachampions para Tigres, con lo que se estaría llegando a 15 series por un campeonato en una ciudad que no hace muchos años tenía muy poco que celebrar más allá de ganar un Clásico.

Tigres ha disputado hasta el momento siete Finales. Conquistó los campeonatos de Liga en el Apertura 2011, Apertura 2015 y Apertura 2016; fue campeón en la Copa MX Clausura 2014; mientras que fue subcampeón en el Apertura 2014, en la Copa Libertadores 2015 y en la Concachampions 2016.

Los felinos viven su época dorada. Con el regreso del ingeniero Alejandro Rodríguez y Miguel Ángel Garza a la directiva, además de Ricardo Ferretti en la dirección técnica, la institución auriazul volvió a los primeros planos.

Este proyecto arrancó en el Apertura 2010 con un equipo sumido en el fondo de la tabla porcentual y que veía como su “vecino” cosechaba campeonatos ligueros y enfocaba sus baterías en la internacionalización.

Poco a poco, el “Tuca” y sus directivos fueron armando un equipo que empezó a sumar puntos para alejarse de la quema del cociente y que en tres torneos obtuvieron el primer campeonato de Liga tras casi 30 años de sequía.

De ahí partió todo, lo que ha venido después han sido pasos firmes hacia adelante, nunca para atrás. Se conquistó el título de Copa en el Clausura 2014, en un momento en que el objetivo de la Institución se fijó en llevar al equipo y la marca Tigres más allá de nuestras fronteras.

Para el 2015 se clasificó a la Copa Libertadores, siendo el segundo mejor equipo del torneo, sólo debajo de Boca Juniors en fase de grupos. Se llegó a la Final ante River Plate que se perdió, pero estaba claro que el horizonte estaba lleno de luz para los felinos.

El cuarto campeonato de Liga llegó en el Apertura 2015 venciendo a Pumas, al siguiente semestre se llega a Final de Concacaf Liga de Campeones y se pierde ante América, pero se levantan para ser nuevamente campeones de Liga en la Navidad del 2016 sobre las mismas Águilas.

Hoy tienen pie y medio en una nueva Final. Llegan a la Vuelta de la Semifinal de Concachampions ante Vancouver con una ventaja de 2-0 y encaminados a su octava Final en esta década.

Es renovarnos constantemente, cada seis meses es un club donde la exigencia es altísima, donde está claro que la intención es ser protagonista constantemente y es volver a ratificar que estamos tratando de cumplir con la expectativa que generó la institución.

El objetivo obviamente es pasar, seguir pasando y tratar de ir por éste título que ya se nos escapó el año pasado, pero quedan 90 minutos de un partido y hay que tomar con seriedad, después veremos cómo sigue la cosa”, admitió Nahuel Guzmán.

Los Rayados, por su parte, han disputado seis Finales. En Liga abrieron siendo monarcas en el Apertura 2010, mientras que fueron subcampeones en el Clausura 2012 y Clausura 2016.

Su momento de grandes llegó con el triplete de Concachampions, en donde se llevaron el título de forma consecutiva en el 2011, 2012 y 2013, marcando una época dorada bajo el timón de Víctor Manuel Vucetich y con Luis Miguel Salvador y Jorge Urdiales en la directiva.

Después del 2013, el Monterrey ha caído en un bache de conquistas. No ha podido ser campeón de nuevo en ninguna competencia, por lo que ante el éxito del acérrimo rival hoy el clamor de sus aficionados es levantar de nuevo un trofeo.

Sobre todo porque después del torneo de récords que vivieron en el Clausura 2016, en donde arrasaron con todos, pero que en la Final se quedaron en la orilla con el gol en el minuto 92:43 que le dio al Pachuca el título en el nuevo estadio, hoy urge un título.

Y están a 90 minutos de volver a instalarse en una Final. Ahora enfrentarán a Chivas en la Semifinal de Copa MX y aunque será muy complicado parten como favoritos, por lo que han mostrado en todo este torneo, para llegar a la disputa del campeonato.

Además, de las últimas tres Finales que se han disputado en la Liga MX, en todas ha habido un equipo regio. En el Apertura 2015 Tigres, terminando campeón; en el Clausura 2016 Rayados, cayendo con Pachuca; y en el Apertura 2016 los felinos venciendo al América. Ahora en el Clausura 2017 el Monterrey camina rumbo a la Liguilla y los auriazules luchan para meterse.

Así es que estamos a pocos días de poder volver a vivir una Final en la ciudad y podría ser por partida doble. Tigres en la Concacaf Liga de Campeones y Rayados en la Copa MX, con lo que serían ya 15 en siete años, un promedio de dos Finales por año, haciendo de Monterrey la “Ciudad de las Finales” en el futbol mexicano.