TOMÁS LÓPEZ
18 de noviembre de 2017 / 11:10 p.m.

Para Ricardo Ferretti, los Tigres dejaron de ser el equipo que había jugado las últimas semanas y simplemente fueron superados por los Rayados en la edición 113 del clásico regiomontano.

El Tuca dijo que la recuperación de balón de su equipo fue pésima y ante ello los rivales les pueden causar problemas “sin hacer mucho”.

“Mi equipo no fue el que nosotros realmente estamos acostumbrados a tener como lo hacemos, creo que dejamos mucho que desear y Monterrey fue superior a nosotros y nos ganó bien”, declaró Ferretti.

El técnico de los felinos calificó de accidente el autogol registrado en el amanecer del segundo tiempo pero rechazó que esa jugada o la lesión de Israel Jiméan sido la causa del tropiezo.

“Principalmente creo que nosotros nos fuimos el equipo que realmente debemos de ser, nuestra posesión, nuestra recuperación de balón fue pésima y esto propicia a que el equipo rival sin hacer mucho te pueda causar mucho daño”.

El estratega dijo que su equipo salió de la cancha con vergüenza deportiva por haber perdido frente al rival de la ciudad pero deberán cambiar rápido el chip y enfocarse en los cuartos de final.

Ferretti pidió a los medios no anticiparse para hablar de una posible gran final entre el Monterrey y Tigres porque antes deben avanzar en cuartos de final o semifinal ante rivales que también tratarán de llegar hasta la serie por el campeonato.

Aunque es la primera vez que los dos equipos regiomontanos terminan en el primero y segundo lugar de la tabla, Ferretti destacó que gracias al trabajo de las directivas Rayados y Tigres llevan años disputando la parte alta de la tabla.

SR