mmdeportes
28 de julio de 2015 / 01:25 a. m.

En su reporte de la Jornada 1 la la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol dio a conocer que los Tigres fueron sancionados por recibimiento que le dieron al equipo para encarar el Apertura 2015.

El cuadro felino recibió una sanción de dos mil días de salario mínimo “por usar juegos pirotécnicos y bombas de humo color amarillo y azul en la cancha, antes del comienzo del partido”, según se lee en el informe presentado.

Por otra parte Veracruz fue multado con mil 500 días de salario mínimo “porque actuando como local no cumplió con obligaciones contenidas en el protocolo de competencia, en relación a cuestiones de infraestructura en vestidor de equipo visitante”.

De igual forma se mencionó el castigo de los jugadores que vieron la roja en la jornada inaugural del torneo siendo estos Agustín Marchesín, Djaniny Tavares y César Ibáñez, todos ellos de Santos, y Rodrigo Salinas de Xolos.

Los futbolistas del cuadro lagunero solo fueron sancionados con un encuentro, mientras que Salinas fue castigado por dos partidos.