20 de mayo de 2013 / 01:13 p.m.

El viernes 13 de abril, la Bolsa Mexicana de Valores(BMV) cayó 2.32 por un error de una institución financiera, situación que resalta la necesidad de ajustar las riendas a los asesores de los inversiones para reducir estos incidentes recurrentes.

Diversos analistas dicen que estos errores son frecuentes y han causado también la pérdida de confianza de los inversionistas, por lo que en la propuesta de iniciativa de reforma financiera presentada hace unas semanas, se plantea regular y supervisar a los llamados casabolseros, por medio de la Comisión Nacional Bancariay de Valores (CNBV).

La dependencia creará un padrón de las personas que, sin ser intermediarios del mercado, proporcionen de manera habitual y profesional servicios de administración de cartera de valores, tomen decisiones de inversión a nombre y por cuenta de terceros y den asesoría, hagan análisis o emitan recomendaciones sobre inyecciones de capital.

""No hay temor, hay buena autorregulación en el gremio, muchas de estas cosas se vienen haciendo desde hace tiempo, pero nunca se les ha puesto atención, se le tiene que dar un peso más importante, tanto en términos de asesoría como en control de cartera"", dijo a MILENIO, Carlos Alberto González Tabares, director de Análisis y Estrategia Bursátil del grupo financiero Monex.

Los castigos que impondrá la CNBV serán prisión de tres a 15 años a todo aquel que no mantenga el acuerdo de confidencialidad, reserva o secrecía, al proporcionar información privilegiada a otra persona.

También serán sancionados con prisión de cinco a 10 años directivos, funcionarios, empleados o asesores en inversiones que proporcionen información falsa o que induzca al error sobre los servicios asesorados y no asesorados que presten.

Incluso se impondrá multa de 30 mil a 100 mil días de salario por no sujetarse a los límites que fije la CNBV; emitir recomendaciones no razonables, carecer de políticas, lineamientos o mecanismos de control interno; omitir información por los costos totales cobrados por sus actividades, y por no grabar y documentar la información que pida la autoridad.

""Para realizar una adecuada selección entre las alternativas disponibles, es fundamental definir una estrategia de inversión debidamente sustentada en el conocimiento del mercado, los emisores y plazo en los que se planea mantener la inversión, factores que definen un perfil de riesgo específico único y personal"", detalló el grupo de analistas Banorte-Ixe.

La reforma explica que las personas físicas deberán acreditar que cuentan con honorabilidad e historial crediticio satisfactorio para desempeñar esta labor, en términos de las disposiciones de carácter general que expida la propia comisión, así como contar con certificación ante un organismo autorregulatorio.

Por otro lado, las personas morales deberán ser sociedades anónimas en términos de la Ley General de Sociedades Mercantiles y ajustarse a requisitos tales como que en su objeto y estatutos sociales se prevea la realización de estas actividades y que cuenten con establecimientos físicos destinados exclusivamente a la realización de su objeto social, entre otros.

Actualmente los asesores se certifican y cada cierto periodo tienen que renovar el documento, ""pero no hay un registro de quienes desempeñan esta labor ni cómo deben realizarla, por eso es importante que se pase a una ley"", detalló.

El documento, que será entregado a la Cámara de Diputados, considera que las casas de bolsa, al colocar o distribuir valores objeto de una oferta pública, se sujetarán a los límites máximos que establezca la CNBV mediante disposiciones de carácter general, las cuales considerarán la adecuada distribución de valores entre el público inversionista, así como la existencia de posibles conflictos de interés.

Igualmente, las casas de bolsa llevarán un registro en el que hagan constar las solicitudes u órdenes que reciban para la suscripción, enajenación o adquisición de dichos valores.

""Será mayor la supervisión con temas relacionados con la forma en que operan; ser más cuidadosos de las recomendaciones que estemos haciendo; tiene que estar perfectamente documentada y soportada; aquí la iniciativa es en ambos sentidos"", expresó Carlos Ponce, director ejecutivo de Análisis y Estrategia Bursátil de Ve por más.

""Por eso es importante el tema del perfilamiento, porque al cliente le tiene que quedar clara la relación con el asesor, la cual tiene que ser de información transparente para dar una opinión en la ejecución de decisiones que se puedan tomar. Son cuestiones que en espíritu es para que la gente se sienta más confiada y pueda confiar en la BMV"", agregó el funcionario bancario.

La propuesta considerará que existe difusión de información que induce a error cuando en algún prospecto de colocación se hayan omitido datos relevantes por parte de una emisora, intermediarios del mercado, asesores en inversiones o auditores externos, entre otras personas que participen en dicha operación.

— AXEL SÁNCHEZ