16 de julio de 2013 / 07:17 p.m.

Ciudad de México • Es necesario elevar la calidad de la Inversión Extranjera Directa (IED) que llega al país, pues desde hace una década la tercera parte representa transacciones entre filiales mexicanas y sus matrices en el extranjero, lo cual difícilmente contribuye al desarrollo del país, indicó Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

"Mientras persista esa tendencia, esos recursos difícilmente podrán servir como catalizador para el desarrollo de México, para generar nuevos empleos, incrementar nuestras exportaciones, fomentar la competencia y generar incentivos a la transferencia de nuevas tecnologías", puntualizó en su mensaje semanal.

Afirmó que además la IED que llega a México tiene una alta concentración en pocas entidades y sectores, ya que el año pasado el 38 por ciento de esa inversión provino de cuentas entre compañías y 53 por ciento de ellas se concentró en el sector manufacturero.

De la misma forma, en 2012, las dos terceras partes de esos recursos se repartieron en cinco entidades: el Distrito Federal, Estado de México, Nuevo León, Chihuahua y Jalisco.

"Tenemos que diversificar nuestra planta productiva para revertir la concentración de los recursos en unas pocas actividades. Difícilmente esas inversiones impulsarán el desarrollo regional, si persiste la alta concentración de la inversión extranjera en unas pocas entidades federativas", indicó.

LUIS MORENO