roberto flores | @betoflores67
15 de febrero de 2017 / 04:18 p.m.

A pesar de las cuatro derrotas en seis partidos, tres de la cuales son consecutivas, de no anotar en cinco de las seis jornadas y estar en el lugar 16 de la tabla, Tigres no está en medio de una crisis de acuerdo al pensamiento de Guido Pizarro.

El seleccionado argentino y uno de los líderes del equipo campeón dijo que se tienen los elementos y la calidad suficiente para revertir este mal momento en el que se encuentran tras el primer tercio del Clausura 2017.

Crisis para mí no, en lo personal pienso que no, solamente van resultados negativos y todavía falta muchísimo, seguramente que si ganamos dos o tres partidos seguidos se va a hablar de un buen momento nuestro y no hablarán de esto (malos resultados).

Tenemos que ir en busca de la primer victoria, poder volver a encontrarnos como equipo y después ir partido tras partido”, expresó el contención felino en rueda de prensa tras el entrenamiento realizado en el Estadio Universitario.

Sin embargo, Guido reconoció que el ánimo en estos momentos no es el mejor dentro del equipo y tuvo la autocrítica para admitir que han dejado de hacer cosas importantes que los han llevado a los malos resultados.

El ánimo no es el mejor, la situación en la que estamos no es la que todos queremos, pero hay que esforzarse más, seguir trabajando como lo habíamos venido haciendo para lograr el resultado”, señaló.

El camino que nos hizo sacar resultados fue trabajar con humildad, sabiendo lo que cada uno está haciendo bien y mal, entonces con esa autocrítica vamos todos juntos, ninguno va a sacar esto adelante solo, somos conscientes de esto y ojalá que el viernes podamos demostrarlo dentro de la cancha y no quede sólo en palabras”.

- ¿Cuál consideran ustedes que sea la razón de este mal paso, de este cambio tan drástico del 25 de diciembre a la fecha que muchos aficionados y medios de comunicación no entienden?
Esto es fútbol, dentro del fútbol tienes resultados positivos, negativos y se presenta esta racha. Seguramente tenemos que dar la cara, saber qué estamos haciendo bien y qué estamos haciendo mal y agarrarnos de lo bueno para salir adelante.

Después la pelota entra o no entra y si se entiende o no se entiende no me interesa, creo que tenemos que trabajar con humildad y todos juntos para salir de eso”, indicó con un dejo de fastidio en su rostro.

Tigres se medirá a los Tiburones Rojos del Veracruz en punto de las 21:00 horas, un rival que ha ganado sus tres encuentros de local en este torneo, sin admitir aún anotaciones, por lo que será un equipo nada fácil para los campeones en la búsqueda de volver a la senda del triunfo.

Mientras que los felinos han perdido sus tres encuentros como visitantes y no han podido marcar un solo gol, luego de que el torneo anterior fueron los mejores visitantes.