23 de marzo de 2013 / 03:11 p.m.

Monterrey • Los nuevoleoneses aparentemente bebieron menos cerveza y redujeron el consumo de cigarros durante el mes de enero de este año, según lo muestran los indicadores de recaudación del IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios).

Pero, las cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), indican que el consumo de bebidas alcohólicas (vinos y licores, excepto cerveza) se disparó al grado de que sólo este rubro duplicó los ingresos federales que recibió el estado por concepto de IEPS al incrementarse 108.7 por ciento en enero de este año con respecto al mismo mes del 2012.

Los recursos que recibió la entidad en este rubro pasaron de 3 millones 598.5 mil pesos a 7 millones 512.2 mil pesos, por concepto de IEPS, sólo en bebidas alcohólicas (excepto cerveza).

De acuerdo con el reporte disponible de la SHCP, que concentra información de: tabacos labrados, cerveza y bebidas alcohólicas, en total en estos tres rubros el Estado captó 52 millones 546 mil 941 pesos, lo que significa un avance marginal de un 0.16 por ciento en relación a enero del año pasado.

De los tres productos el monto que generan las bebidas alcohólicas es el más bajo, sin embargo, destacó por el incremento de un 108.7 por ciento, contrario a lo que sucedió con cigarros ya que sus ingresos se redujeron 4.8 por ciento y la cerveza cayó un 9.6 por ciento de enero a enero (2012-2013).

Oscar Adame, experto en materia fiscal del Despacho Adame y Elizondo mencionó que la caída en la venta de tabaco pudo haber influido el incremento que tuvo la cajetilla a inicio de año.

Sin embargo, en cerveza no es explicable ya que no se tiene una crisis y la caída es mayor respecto al mismo mes del 2012 (que se caracteriza por un consumo bajo por el frío), mencionó Adame.

Respecto a la eficiencia del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, dijo que es un gravamen con una recaudación más o menos constante.

En tanto la cerveza –bebida de consumo tradicional en la Sultana del Norte- la entidad captó 27 millones 492.9 mil pesos en enero pasado, cifra inferior a los más de 30 millones de pesos que recibió en el mismo mes del año previo.

De tabacos durante enero la entidad recibió 17 millones 541.6 mil pesos pero esta cifra contrasta con los 18 millones 434.6 mil pesos.

A nivel nacional la recaudación de las bebidas aumentó un 79.5 por ciento, mientras que los otros dos productos se redujo alrededor de un 13 por ciento.

Información disponible de la Secretaría de Hacienda informa que durante el 2011, en total Nuevo León captó 5 mil 137.63 millones de pesos.

Impacta a cigarros

En enero de este año los ingresos totales que recibió Nuevo León son 1.5 inferior a los que se recibieron en enero del 2011, esto atribuido a que los ingresos provenientes de la venta de cigarros ha estado cayendo a partir de ese año.

Durante enero del 2011 el Estado recibió 25.4 millones de pesos por la recaudación del IEPS pero esta cifra en enero de este año pasó a 17.5 millones de pesos, una caída de un 31.10 por ciento.

Hace dos años, los ingresos por consumo de cigarros aportaron el 47.6 por ciento a la captación total de Nuevo León (en esos 3 productos) y a enero de este año se redujo a un 33 por ciento.

Jorge Garza, economista y catedrático de la Universidad de Monterrey atribuyó este efecto al incremento del IEPS a cigarros a finales del 2011 –que se debió por una política de salud- reduciendo el consumo, pero también abrió la puerta a la llegada de cigarros ilegales.

"A finales del 2011 se aprobó un fuerte incremento a los impuestos de los cigarros, esta caída se debe seguramente al aumento del gravamen y también a consecuencia de la competencia por parte de los cigarros ilegales para evadir el impuesto por parte de los consumidores".

Garza dijo que esta medida es posible que sí haya cumplido su objetivo en cuanto a reducir casos de enfermedades relacionadas por el consumo de tabaco, pero esto también ha afectado a la industria:

"En el camino afectan a toda la industria tabacalera y salen perdiendo los accionistas y los empleados".

ESTHER HERRERA Y ALEJANDRA MENDOZA