6 de febrero de 2013 / 02:57 p.m.

Monterrey.- Mientras el resto del país creció en generación de empleo, la inseguridad y la amenaza de mayores impuestos provocó que en Nuevo León disminuyera considerablemente durante el 2012, lo que es una evidencia de que el Gobierno Estatal dejó de ser un promotor de creación de plazas laborales, para inhibir la inversión con sus políticas económicas y hacendarias.

El sector empresarial, representado por Caintra, Coparmex y los maquiladores agrupados en Index, señalaron que las cifras son preocupantes. Mientras en el 2011se produjeron en Nuevo León 48 mil 066 empleos, para el 2012 solamente se crearon 43 mil 796. En tanto que en el país la tendencia fue de 590 mil en el 2011 y 948 mil en el 2012.

Eugenio Clariond Rangel, presidente de Caintra, dijo que esto significa que mientras en el país se incrementó la creación de empleo en un 60 por ciento, en Nuevo León bajó alrededor de un nueve por ciento.

“"Definitivamente esto tiene un componente del problema de inseguridad”", explicó el líder de los industriales, y está repercutiendo fuertemente en el tema de la competitividad y luego en la creación de empleos.

En el sector manufacturero, explicó, Nuevo León creó 11 mil 539 en el 2012, cuando en el 2011 había generado 13 mil 382. Esto implica un decremento del 13 por ciento. A nivel nacional, en cambio, hubo crecimiento del 24.42 por ciento, pues de 158 mil 368 surgidos en el 2011, durante el 2012 lograron aumentar a 197 mil 043 en esa actividad económica.

Nuevo León siempre se había caracterizado por ser el principal generador de empleos, pero ahora parece incidir, por un lado la inseguridad, y por otro, la amenaza de mayores impuestos, puntualizó Clariond Rangel.

“"Porque eso se pronunció fuertemente en el último trimestre del año, puede haber empresas que ya están viendo, si aquí por qué voy a crecer, si tengo un impuesto más fuerte sobre nómina, mejor me voy a otros estados”", recalcó el presidente de Caintra.

Sin embargo, los efectos reales de las acciones del Gobierno estatal se reflejarán más a largo plazo, cuando llegue el momento de tomar decisiones a las grandes empresas, en cuanto a aumentar o instalar inversión, dijo por su parte Francisco Ponce, vicepresidente de Índex Nuevo León, agrupación que reúne a los maquiladores.

“"Adicionalmente del impacto en el corto plazo, consideramos que será a largo plazo cuando se vean sus efectos reales. Cuando los inversionistas tengan que tomar las decisiones de crecer, tenga que tomar las decisiones de invertir, estoy seguro de que habrá un impacto negativo para el estado y para el país", aseguró Ponce.

Explicó que en el momento en que las empresas tomen la decisión de invertir para crecer o instalarse en alguna parte del país, tomarán estos detalles en cuenta y muchas optarán seguramente por buscar entidades donde haya más actividades y menos impuestos.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL