9 de abril de 2013 / 05:26 p.m.

Ciudad de México • La educación es parte de la estrategia de desarrollo regional que debe impulsar el gobierno, por eso es necesario realizar las acciones necesarias para que un millón y medio de estudiantes no pierdan sus clases, y no ceder a chantajes, señaló Juan Pablo Castañón, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Dentro de su mensaje semanal, el líder empresarial indicó que en Guerrero y Oaxaca una de cada tres personas vive en condición de pobreza extrema, por lo cual la calidad educativa es un instrumento necesario para su desarrollo y debe garantizarse.

Puntualizó que las autoridades federales y locales deben actuar en coordinación para preservar el Estado de Derecho y evitar que siga la afectación a terceros.

“"Es responsabilidad de toda la sociedad solidarizarnos en este momento con Guerrero y Oaxaca; pero es responsabilidad absoluta de sus gobiernos cumplir y hacer cumplir la Constitución, la reforma educativa y la preservación del patrimonio de sus habitantes"”, subrayó.

LUIS MORENO