12 de enero de 2013 / 02:13 a.m.

El gobernador del Banco de México explicó que aún persisten los riesgos sobre el dinamismo del PIB global y de México, derivado de los problemas en EU y la Unión Europea.

 Ciudad de México • La estabilidad macroeconómica del país no es obra de la casualidad y ahora el reto es no confiarse del sector externo que en los próximos años dejará de ser el motor de crecimiento, advirtió el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

Durante su participación en el seminario de Perspectivas económicas 2013, organizado por el ITAM, el funcionario del instituto central explicó que aún persisten los riesgos sobre el dinamismo del producto interno bruto (PIB) global y de México, derivado de los problemas en Estados Unidos y la Unión Europea.

Agustín Carstens dijo que luego del pre acuerdo fiscal en Estados Unidos al final del año pasado condujeron a que el pronóstico del PIB de esa nación fuera de 1.9 por ciento para 2013; sin embargo, reconoció el riesgo de que este crecimiento podría reducirse a cero si es que en febrero o marzo realizan un ajuste más alto en sus finanzas públicas.

Por ello, reconoció que es importante que el país siga fortaleciéndose para resistir los choques del exterior.

Agustín Cartens aseguró que para 2013 la economía mexicana tendrá un crecimiento de 3.5 por ciento, más suave que la del año pasado, cuando se expandió entre 3.9 y 4 por ciento.

Destacó por otra parte la política monetaria con la que se ha conducido el banco central del país, pues derivado de ello se tuvo una inflación de 3.57 por ciento en 2012, la más baja desde 2005.

Por su parte, el subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Fernando Aportela, reconoció igualmente que existen riesgos para la economía mexicana, aunque calificó que "afortunadamente" estos vienen de fuera.

Por eso dijo que es necesario mantener el manejo responsable de las finanzas públicas como basé para lograr un mayor crecimiento económico que se refleje en el bolsillo de las familias.

Asimismo, destacó que el paquete económico 2013 contribuye a la estabilidad económica y es congruente con el entorno internacional volátil en el que se estará inserto.

ALBERTO VERDUSCO