RUBÉN ALMAGUER
18 de noviembre de 2017 / 06:35 p.m.

El clásico 113 quedó marcado por ser considerado como un partido de alto riesgo. 

Motivo por qué el operativo de seguridad fue extremo con aficionados del equipo visitante, en esta edición el líder de la
Barra de libres y Lokos no fue autorizado para ingresar al templo de acero para apoyar y alentar a los Tigres.

“Me quitó el boleto y era original, tengo 25 años entrando al clásico, no se qué pasó, hay que preguntarles a ellos, me quitaron el boleto, no me dio motivo, la verdad ellos saben que siempre he colaborado con los operativos de seguridad, y te puedo asegurar que el incesante anterior, si no pasó a mayores fue en parte la colaboración que tuve que con ellos, la verdad me extraña es gente que trabaja también en Tigres antes, en el estadio Universitario, ustedes vieron cuál fue la resolución de ellos no hubo ni explicaciones, ellos sabrían, no tengo ninguna queja de ningún tipo, siento sentimientos por qué tengo 25 años entrando al clásico a los dos estadios, el boleto lo había adquirido con un contacto del club de Rayados”, externó el líder de la barra de Libres Y Lokos.

DP