JUAN LARA
16 de mayo de 2017 / 11:57 a.m.

El presidente de Tigres, Alejandro Rodríguez, reaccionó ante los hechos de violencia que suscitaron en el Estadio de Rayados en contra de aficionados felinos.

El mandamás auriazul dejó todo en manos de las autoridades correspondientes para juzgar, aunque sí pidió que no les tiemble la mano para aplicar el reglamento en contra de los responsables.

“Que las autoridades tomen una postura no es una tarea nuestra. Nosotros queremos que la ley o los reglamentos sean lo suficientemente estrictos para disuadir al posible infractor y que los que vayan a juzgar y aplicar esa ley no les tiemble esa mano para lo que dice el reglamento lo apliquen al cien por ciento”.

No obstante, el Ingeniero dejó en claro que existen buenos fanáticos de ambos equipos regios que no están dispuestos a realizar actos de violencia en los estadios.

“Lo que sí tengo reconocimiento no solamente son los aficionados de parte nuestra que se portaron bien aquí y allá, sino también de Rayados. Hay muy buenos aficionados en ambos lados y los acontecimientos del sábado pasado hay las autoridades que lo deben de juzgar.

Aquí no es un pleito o pelea de cantina con Rayados. Hay grandes aficionados Rayados que reprueban esto, así como grandes aficionados de Tigres que no están dispuestos a entrarle a este juego de la violencia”, agregó.

Sobre dejar por primera vez al eterno rival, Alejandro Rodríguez no ocultó su alegría y espera que salgan adelante en la Semifinal y Final.

“Son cosas del futbol, los dos equipos trataron de dar su mejor partido, nos tocó salir avante y esperamos salir avante en juegos complicados, de mucha taquicardia, de mucha adrenalina como son los juegos de la Semifinal, ya no digamos de una Final”.