ROBERTO FLORES
3 de agosto de 2017 / 12:40 p.m.

Nahuel Guzmán fue claro y tajante sobre los “halagos” de Jaime Lozano a los Tigres y le respondió que en ningún momento le interesa ser como el Real Madrid, sino mantenerse como el equipo competitivo en la liga y a nivel internacional de los últimos años.

Y es que el técnico del Querétaro dijo el miércoles que el equipo de San Nicolás se estaba convirtiendo en el Real Madrid del futbol mexicano por sus fichajes y protagonismo, algo que el portero auriazul también tomó como echarles la presión encima de cara no sólo al partido de este sábado, sino para todo el torneo.

“Personalmente puedo opinar que no me interesa ser el Real Madrid, la verdad, en este momento. Deseo ser un Tigres competitivo a nivel nacional y a nivel internacional cada vez que se pueda en cada copa que se juegue.

“Creo que de alguna manera también más allá de que se pueda tomar como un piropo si se quiere, creo que es una manera de echarnos la presión a nosotros y darnos la responsabilidad de tener que salir a buscar un resultado, no sólo el sábado sino partido a partido”, señaló el argentino en conferencia de prensa.

Guzmán admitió que leyó la nota sobre estas declaraciones, pero no a fondo y era difícil contextualizar lo que el estratega queretano dijo, pero le agradeció los halagos aunque no los comparte.

“Nosotros lo tenemos claro, por la jerarquía que tiene este Tigres, por el esfuerzo institucional que se viene haciendo y por los resultados que hemos conseguido en el último tiempo la exigencia está.

“Agradecemos los halagos, pero no necesitamos que nos presionen más de lo que ya tenemos, al margen de todo intentaremos volver a ser un equipo competitivo sin creernos el Real Madrid, estamos bastante lejos”, indicó.

CONTENTO POR DEBUT COPERO


Nahuel Guzmán se mostró complacido por el debut que se tuvo en la Copa MX al empatar 1-1 con Cruz Azul, sobre todo porque se utilizó un equipo que no había jugado junto y se tuvieron varios debuts de canteranos.

“Creo que se hizo, por los tiempos de entrenamiento que hubo con el equipo que ayer salió a la cancha, creo que se hizo un partido regular, aceptable en cuanto a que por momentos se intentó jugar, aceptable por la incorporación de chicos que les tocó debutar en el primer equipo.

“Por momentos hicimos un buen futbol y por momentos no, después habrá que analizar con mayor detenimiento el partido en si, los detalles, los errores puntuales, pero contento por los chicos que vienen sumando sus primeros minutos”, señaló el “Patón”.

Tigres cerrará su semana de preparación de rumbo al juego ante Gallos Blancos este viernes con una práctica en la cancha del Estadio Universitario en donde Ricardo Ferretti definirá el once titular, pero sobre todo si mantiene o no el nuevo esquema de juego.

SR