ROBERTO FLORES
3 de mayo de 2017 / 04:02 p.m.

Tigres tiene el destino y la posibilidad de clasificar en sus manos, ganando a Querétaro este fin de semana estará dentro sin depender de nadie más, por eso, el presidente felino Alejandro Rodríguez espera que a ninguno de sus jugadores les tiemblen ‘las patitas’.

El ingeniero habló claro y directo como de costumbre y dejó en claro que no le gusta quedarse en el pasado, por lo que las derrotas en el Clásico ante Rayados y luego frente a Pachuca en la Final de Concachampions no evitarán que luchen por alcanzar el objetivo de la Liguilla.

"Aquí hay jugadores muy profesional de mucha trayectoria, de muchos torneos, es un equipo que ya tiene junto mucho tiempo, un cuerpo técnico de mucho recorrido. Tigres no es un viaje, es un destino y para poder tachar que perdiste la Concachampions pues hay que jugarla, la jugamos y hay un ganador, ganaron ellos y así es esto.

"Es difícil que un bache haga que se descarrile el tren, la máquina y los vagones está sólido y esperamos, como dice el cuerpo técnico, que no le tiemblen las patitas a nadie y vayamos todos a paso firme para adelante”, expresó de forma tajante ante los medios de comunicación.
.- ¿Seguirán buscando ganar la Concachampions para ir al Mundial de Clubes?

"Es un objetivo, siempre digo que cuando entramos a un torneo es para es para ganarlo y no lo hemos hecho es una asignatura pendiente lo que tenemos que pensar es que vamos a entrar a la Concachampions, tenemos otra oportunidad y la vamos a buscar”, indicó.