DIEGO MORENO | @diego_puyol
24 de septiembre de 2016 / 07:38 p.m.

Como es tradición en el futbol mexicano, un niño con síndrome de down fue el encargado de entregar el balón para el partido entre Tigres – Cruz Azul, duelo correspondiente a la Jornada 11 del Apertura 2016.

Después de dar la pelota al árbitro, el chico no entendía lo que el juez le decía, así que Andre-Pierre Gignac tuvo un noble gesto y decidió acompaar al joven a salir del terreno de juego.

La afición auriazul reconoció el detalle del francés y el delantero fue ovacionado en el Estadio Universitario.