DIEGO MORENO
28 de julio de 2015 / 11:49 a.m.

Tigres enfrentará a River Plate en la final de la Copa Libertadores, equipo argentino que fue resucitado gracias a Enrique Esqueda en la primera ronda por los goles que le anotó al Juan Aurich.

El jugador felino le concedió una entrevista al diario ‘Olé’ de argentina, en donde destacan que podría ser homenajeado en el estadio monumental.

En dicha entrevista es mencionado que si en Monterrey hay un buen resultado para River, mínimo va a recibir un “Esqueeeeda, Esqueeeeda”, esto dejó impresionado al delantero.

“Sería algo impresionante, algo fuera de lo normal. Siendo lo que es River y lo que representa para el fútbol mundial, que aclamen a un jugador que no es de su equipo me parecería algo soberbio”.

Por otra parte, al ‘Paleta’ no le preocupa ser el único ovacionado y que sus compañeros reciban silbidos de parte del rival.

“No me preocupa esta situación. Yo creo que muchos me van a acompañar en ese agradecimiento de la gente y otros, en cuanto al morbo de la situación, se burlarán: “Ay, sí, tú, que fuiste”, ya sabes... Pero insisto: sería muy significativo para mí”.

El atacante dijo que no se conforma con la ovación en el Monumental, él desea ganar el torneo continental.

El pupilo del ‘Tuca’ Ferretti aprovechó para mencionar que no se arrepiente de los goles que le anotó a Juan Aurich para que River clasificara y así llegar a la final y enfrentar a Tigres.

“No me arrepiento. Ganarle una final a River creo que dice muchísimo más, sin demeritar, que si se la ganáramos a Guaraní. Así que si se da, sería doblemente histórico para México: ganarle a River y ser campeones de la Libertadores”.