eduardo torres | @edutorresr
7 de junio de 2017 / 05:34 p.m.

Este miércoles durante el draft se anunció que José Arturo Rivas dejaba las filas de Tigres para unirse al Veracruz, club del estado donde nació y donde seguramente tendrá más oportunidades de juego que las obtenidas con Ricardo Ferretti en sus últimos torneos.

Por su trayectoria y fidelidad al equipo a lo largo de muchos años se convirtió el futbolista más querido por la afición, la sencillez de su día a día logró convencer a la mayoría que él siempre sería una buen solución para cualquier problema que existiera dentro de la cancha.

Con Ricardo Ferretti nunca fue realmente un titular indiscutible, siempre entraba solo cuando había lesiones de algún central o lateral izquierdo, estar siempre preparado era lo importante para que cuando le tocara entrar hiciera un papel muy bueno sin importar el rival ni la circunstancia.

Su carrera en el fútbol la inició con Zacatepec durante el Clausura 2004 en la Primera División A. El talento demostrado durante 10 partidos ahí le valió para ser adquirido por Tigres y debutar en un Santos - Tigres de noviembre 2004, encuentro que Tigres perdió 2-1 jugando en el antiguo Estadio Corona. La primera vez que hizo gol fue contra Dorados, partido que ganó Tigres 3-1. En ese juego había futbolistas como Walter Gaitán, Nestor Silvera y Julio César Santos.

Esa primera anotación sería histórica, fue el preámbulo de goles inolvidables contra Monterrey ó Emelec en Copa Libertadores, una anotación que valdría el pase a semifinales del mencionado torneo continental.

Los datos de los goles son importantes, pero para lo que su posición de defensor pasaban a ser un tema secundario. En sus principales tareas siempre cumplió, además fue evolucionado para adaptarse a lo que pediría Ferretti desde la salida de la pelota controlada, incluso cuando llegó a ser convocado con la Selección Mexicana jugó en la posición de volante central para hacer una línea de 5. Adquirió esas habilidades tácticas y de ubicación. Siempre buscando mejorar.

En Veracruz seguramente va a tener mucho juego, llega a un club que intentará no descender y mediante planes de juego reactivos tratar de dar pelea a cualquiera de los otros 17 planteles, Rivas puede tener trascendencia defensiva y también en balón parado, un aspecto que Veracruz con Reinoso y Luna han intentado explotar como una de las principales oportunidades de anotar.

Para Tigres en cuestión de planeación puede ser abrirle paso a Meza como titular, que vaya Juninho a la banda y no contar más con la Palmera. Para la afición puede ser una decisión dolorosa, pero para la planeación de la temporada puede ser algo correcto.

Para Rivas la mejor de las suertes y que el fútbol no se le acabe nunca.

lgw