23 de julio de 2013 / 12:50 p.m.

Monterrey • Las ventas de útiles escolares en las papelerías para el regreso a clases no sólo se ven afectadas por la entrada de producto "pirata" sino también por los "regalos" que acostumbran hacer los gobiernos estatales –entre ellos Nuevo León-.

Diego Céspedes Creixell, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Artículos Escolares y Oficina (ANFAEO), explicó que en promedio las ventas de las papelerías se ven reducidas en un 50 por ciento en esta temporada alta.

Una papelería (que en su mayoría son negocios familiares) puede registrar ventas al año de unos 400 mil pesos y en el regreso a clases alrededor 200 mil pesos. A nivel nacional hay 125 mil.

El representante detalló que el mercado de las ventas de útiles escolares representan 7 mil 800 millones de pesos en el país, acumuladas sólo en julio y agosto, meses en que se vende el 60 por ciento de lo que comprende este mercado.

Sin embargo, los regalos de materiales por parte de los gobiernos estatales afectan en general las ventas de las papelerías, dijo, pero algunas entidades están tomando medidas al respecto como el regalar un monedero electrónico que le permita acudir a una papelería y adquirir los útiles que realmente necesitan los estudiantes para la escuela.

Algunas de estas entidades que están tomando medidas para no afectar las ventas de los comercios son: Distrito Federal, Sinaloa, Querétaro y próximamente Jalisco:

"Estamos en veremos con los demás Estados (…) Nuevo León regaló útiles escolares afectando a un sin número de papelerías registras en el Estado", dijo el también presidente de la empresa FILA Dixon.

Céspedes Creixell estimó que los gobiernos estatales reparten unos 10 millones de paquetes de útiles escolares y esta práctica ha ido en aumento, sin embargo puntualizó que el hecho en sí no está mal pero la forma en que se lleva a cabo tiene un impacto negativo para los negocios que viven de este mercado.

"Empezó hace casi 20 años con la Consejo Nacional de Fomento a la Educación y luego ha venido creciendo año con año, cada vez hay más gobiernos tanto estales como municipales.

“La forma de hacerlo con útiles físicos resulta caro, corrupto, costoso logísticamente hablando, inconveniente porque el niño le regalan cosas que a lo mejor necesita y quiebras a la papelería de la localidad”.

En promedio el consumo per cápita de útiles de un niño ronda los 380 pesos, señaló el representando de ANFAEO.

En México hay una población de unos 35 millones de estudiantes mientras que de esta cifra 20 millones son estudiantes menores de 15 años, precisó.

Respecto al tema de la piratería, ésta impacta de manera negativa en un 10 por ciento de las ventas del mercado nacional, además también la imagen y la marca del producto.

Otro de los tipos de negocios que llegan a afectar las ventas de las papelerías son las tiendas especializadas, ya que han captado un 15 por ciento del mercado.

Las cadenas de supermercado en esta temporada aprovechan captando un 20 por ciento aproximadamente de las ventas nacionales.

El valor del mercado en el país es de 13 mil millones de pesos, en total son 50 empresas productoras, los distribuidores son 500 y los puntos de ventas llega a 125 mil. Toda esta cadena genera 10 mil empleos directos.

Los útiles más demandados son: cuadernos y libretas, lápices, colores, bolígrafos, juegos geométricos y varios, en ese orden de importancia.

De la producción total nacional el 20 por ciento (2 mil 600 millones de pesos) se exporta a destinos como: Estados Unidos, Sudamérica. Algunos de los productos que se exportan son: Lápices, bolígrafos, borradores y plumones.

ALEJANDRA MENDOZA