ROBERTO FLORES | @betoflores67
28 de julio de 2016 / 04:19 p.m.

En los últimos años, Tigres y América se han enfrentado por el campeonato de liga y de la Concachampions, y aunque ahora no está en juego ningún título el sábado será un duelo trascendente porque se busca la primera victoria del torneo, afirmó Nahuel Guzmán.

El arquero argentino de los felinos dijo que aunque las Águilas son un rival de mucho poder y cuidado, ya saben lo que es ganarle en un juego de torneo regular en el Azteca, pues en la campaña anterior los vencieron 1-0 con gol de penalti de André Pierre Gignac.

“De los últimos que hemos jugado tal vez éste no tenga la trascendencia que han tenido las Finales y ese tipo de partidos, pero sí nos toca ir a buscar la primer victoria del campeonato a una cancha difícil pero que ya la conocemos y donde conseguimos los tres puntos el torneo pasado.

“Creo que en circunstancias más o menos similares, en el comienzo del campeonato, conseguimos un triunfo importante, sabemos de qué manera juega América y cómo tenemos que jugar este tipo de partidos, con paciencia y tranquilidad”, expresó el cancerbero auriazul.

El “Patón” destacó que deben cuidarse mucho de Rubens Sambueza, pues es el motor de la media cancha capitalina, un líder dentro del terreno de juego y que influye mucho durante los 90 minutos.

“Rubens creo que también es un jugador de los más representativos del América, por ser el capitán, por la trayectoria, jerarquía que tiene y lo que ha dado al América en los últimos tiempos.

“Sabemos que tiene sacrificio para la marca, que en el momento que lo hemos exigido para ello ha marcado, así que habrá que exigirlo para que esté más preocupado en marcar a los nuestros que en proponer su juego”, reveló Guzmán tras el entrenamiento de este jueves.

Nahuel espera que el juego de este sábado, que ahora será a las 21:00 horas, en lugar de las cinco de la tarde que jugaba América como local anteriormente, sea como los anteriores que se han medido, entretenido y de ida y vuelta.

“Ellos por momentos aprovechan la localía, presionan alto, tienen jugadores intensos de media de cancha para adelante, rápidos y a la hora de tener el balón hacen el juego que nos conviene a nosotros.

“Es un rival que en el último tiempo hemos enfrentado bastante, que conocemos y que habitualmente salen partidos entretenidos, así que es un rival que no espera, que juega de igual e igual, así que imagino un partido entretenido, de ida y vuelta con el deseo de conseguir los tres puntos”, precisó.