NOTIMEX
12 de noviembre de 2013 / 09:43 p.m.

México.- A partir de 2014, se comenzarán a detonar las inversiones en el país, una vez que se apruebe la reforma energética y el gasto público empiece a ejercerse, aseveró el presidente de Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (COMCE), Valentín Diez Modoro.

Tras asistir a los seminarios de negocios en el marco de la visita a México de sus altezas reales, los príncipes herederos de Dinamarca, dijo que al cumplirse el primer año de gobierno de la actual administración, vendrá el arranque definitivo en los apoyos de gobierno.

"A partir de enero habrá mucha actividad en materia de coinversiones, incluso en Inversión Extranjera", dijo al destacar que durante una visita que hizo a China y España, hace unos días, observó grandes oportunidades para las empresas mexicanas, así como para los inversionistas extranjeros en nuestro país.

En esos países, precisó, "ya vimos contactos concretos y gente que está viniendo aquí quiere empezar a concretar planes de inversiones y no esperar a que la máquina esté ya realmente caminando al ritmo que todos queremos".

Además del gasto público, será relevante la aprobación de la reforma energética, porque será un gran detonador para que toda la economía vuelva a agarrar su ritmo y se empiecen a ver resultados, puntualizó.

Valentín Diez Morodo resaltó que hay gran interés de intercambio con las empresas danesas en los sectores de energía, tecnología y agroalimentos y destacó que este seminario fue precedido por una misión empresarial que organizó el COMCE a los países nórdicos (Noruega, Suecia, Dinamarca y Finlandia).

Explicó que dicha misión estuvo integrada por empresarios de diferentes ramas, con las cuales podría haber un interés y posibilidades de intercambios, hacer comercio exterior y buscar inversión extranjera en ambos sentidos.

Por otra parte, el representante empresarial calificó al primer año de gobierno de la actual administración como "un año de actitud valiente y de organización" por enfrentar el proceso de reformas, y aseguró que "lo bueno viene por delante", pero hay que tener paciencia.