27 de agosto de 2013 / 02:23 p.m.

México  • Petróleos Mexicanos aseguró que las prácticas en el transporte de combustible son legales, por lo que recurrirá a las leyes correspondientes para evitar la multa impuesta por la Comisión Federal de Competencia (CFC).

También el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, anunció que se impugnará en tribunales la sanción, pues de acuerdo con el marco constitucional, el que personal sindicalizado de Pemex traslade el combustible a las gasolineras no es una práctica monopólica.

En un comunicado, la paraestatal sostuvo que el órgano regulador no tiene ni el conocimiento ni las facultades para intervenir en las prácticas operativas que realiza la empresa en materia de hidrocarburos.

“En su resolución, la Cofeco soslaya los más elementales postulados de derecho que se establecen en nuestro marco legal vigente, ya que, atribuyéndose una competencia que no le es propia, pretende conocer y resolver sobre funciones que nuestra Constitución encomienda en forma exclusiva al Estado, a través de Petróleos Mexicanos.”

En días pasados el órgano regulador acusó a la paraestatal de imponer a las gasolineras la contratación del traslado de gasolina y diésel, para que se realice en pipas operadas por personal sindicalizado, por lo que le impuso una multa de 651.6 millones de pesos a Pemex Refinación y de 1.6 millones de pesos a Pemex.

La empresa insistió en que dichas actividades forman parte de sus obligaciones constitucionales de distribución comercial mediante las estaciones de servicio, por lo que no constituyen un monopolio, y su regulación corresponde a la Secretaría de Energía, con la participación de la Comisión Nacional de Hidrocarburos y de la Comisión Reguladora de Energía.

PRUEBAS DE LEGALIDAD

Ante la denuncia de prácticas monopólicas que realizó la CFC, la paraestatal presentó pruebas para demostrar la legalidad de sus acciones en materia de distribución y entrega de los combustibles para su venta en las estaciones de servicio.

Sin embargo, aseguró que el órgano regulador “desconoció los elementos y argumentos aportados”, ante lo cual emitió una resolución contra Pemex que, de aplicarse, tendrá una repercusión negativa, no solo para la empresa, sino también para sus trabajadores.

La decisión de emitir una multa fue tomada por la CFC mediante una votación de sus comisionados, donde tres de cinco votaron a favor de castigar a la petrolera, ya que el resto consideraró que esa comisión no está facultada para interpretar la normativa en materia energética y que el movimiento de los productos refinados es una actividad estratégica que debe realizarse por conducto de Pemex.

Según la CFC, la empresa abusa de su exclusividad en el mercado, ante lo cual las gasolineras se ven forzadas a pagar un sobrecosto por el traslado, de alrededor de mil millones de pesos.

En días pasados el regulador sostuvo que el servicio de traslado ofrecido por Pemex Refinación es entre 50 y 67 por ciento más caro que el ofrecido por otras empresas que también son autorizadas por la propia empresa.

 — NAYELI GONZÁLEZ