3 de septiembre de 2013 / 02:54 a.m.

Ciudad de México • La Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México estimó que las pérdidas económicas en la tercera semana de protestas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ya alcanzan alrededor de 593 millones de pesos, con afectación a más de 22 mil comercios.

En comunicado, los comerciantes en pequeño reconocieron el ejercicio de la autoridad durante las protestas de este 1 de septiembre.

Sin embargo, expuso, es urgente que ahora, luego de la aprobación en la Cámara de Diputados de la Ley General de Servicio Profesional Docente, los maestros se retiren a sus comunidades para iniciar, aunque de forma tardía, el ciclo escolar y la activación de los planes para la recuperación económica de la Ciudad de México.

El líder del organismo, Gerardo López Becerra, dijo que la apertura del periodo de sesiones ordinarias del segundo año de la 62 Legislatura, la presentación del Primer Informe de Gobierno del Ejecutivo y la aprobación de la Ley del Servicio Profesional Docente son tres acontecimientos importantes para la vida política del país.

"Expresamos nuestro reconocimiento a la coordinación que hubo entre autoridades locales y federales, así como a todos aquellos que hicieron posible que las acciones de autoridad no significan actos de represión, ni mucho menos derramamiento de sangre".

Asimismo, hizo público el rechazo del sector a las acciones de violencia que algunos grupos, perfectamente organizados y al amparo de las protestas magisteriales, realizaron el pasado domingo en las inmediaciones de La Merced.

Sin embargo, aseguró que en la tercera semana del plantón en el Zócalo, las pérdidas para el comercio, los servicios profesionales y técnicos, así como para el turismo, se incrementan.

Aclara que los más afectados son los negocios, las empresas y oficinas ubicadas en las inmediaciones del Primer Cuadro.

Asimismo, tiendas de ropa, zapatos, imprentas, papelerías, librerías, venta de telas, farmacias, artículos fotográficos, entre otros, que han disminuido sus ventas en más de 40 por ciento, mientras que la actividad de los guías de turistas ha decrecido en el Centro Histórico en casi 90 por ciento.

Sólo este domingo 1 de septiembre, negocios de La Merced, como los que se encuentran aledaños a la Nave Mayor y el mercado de Sonora, así como los que se ubican en las inmediaciones de Fray Servando y en las calles que desembocan en ella, tuvieron que cerrar.

Los giros afectados fueron venta de desechables, piñatas, juguetes, artículos decorativos, plásticos, depósitos de cigarros, dulces y refrescos, así como trajes tradicionales.

El impacto creció con el cierre de la avenida Congreso de la Unión desde Viaducto hasta Eje 1 Norte, lo cual impactó negativamente tanto la actividad comercial del mercado de Jamaica como de la colonia Morelos.

Respecto del mensaje a la Nación que pronunció el presidente Enrique Peña Nieto, el dirigente empresarial dijo que coinciden en que los créditos otorgados por la banca comercial no han sido suficientes.

Consideró que los créditos se agilizarán cuando se aprueben las reformas al sistema financiero y permitan que un importante número de microempresarios, que ahora no son sujetos de crédito, accedan a ellos.

NOTIMEX