MAYELA SANTOYO
16 de enero de 2016 / 10:48 p.m.

El poderío de Tigres salió a relucir la noche de ayer en el Volcán. Tras haber iniciado mal el Clausura 2016, era vital revertir la imagen del actual campeón del futbol mexicano por lo que los jugadores se van contentos tras la victoria de 2-0 ante Morelia en la segunda jornada.

Fue Jürgen Damm quien atendió en conferencia de prensa a los medios de comunicación y dijo que plasmaron en la cancha el juego que caracteriza a los felinos.

"Creo que mostramos el poderío que caracteriza a Tigres obviamente lo tenemos que mostrar desde un principio también a veces es crédito del rival (Morelia), se pararon muy bien, era complicado penetrar".

"Pero en el segundo tiempo ellos también necesitaban por el tema porcentual salir a buscar algo y fue cuando se nos dieron más espacios y gracias a dios cayeron los goles", indicó el volante derecho de los universitarios.

Pese a que fue complicado encontrar el gol para los auriazules, la clave estuvo no haber perdido la paciencia y finalmente que cayó el segundo tanto, todo fue más sencillo, comentó Damm.

"Habíamos iniciado con una derrota y en casa con nuestra afición era vital sacar los tres puntos y en el primer gol de Aquino por tanto que lo buscamos y tanto que nos costó fue mucha alegría, mucha felicidad y gracias a dios se dio rápido el segundo y fue un alivio para todo el equipo el poder descansar con la posesión de balón".

"Tuvimos varias llegadas el poste de Gignac, el tiro libre de Junior varias llegadas que no pudimos concretar, pero nunca perdimos la estabilidad, buscamos el primer gol con todo y se dio una jugada muy buena de Aquino", concretó el jugador felino.

Casi al finalizar la rueda de prensa, apareció el 'Tuca' Ferretti y bromeó un poco, diciendo a Jürgen Damm que ya era hora de irse.