21 de marzo de 2013 / 09:52 p.m.

Monterrey • A pesar de que el panorama económico en algunos países de Europa todavía no es muy favorable, Lorenzo Zambrano, director general y presidente de Cemex, pronosticó que el futuro de la empresa es prometedor.

En 2012, la demanda de España bajó 80 por ciento, ya que después de que consumían 63 millones de toneladas anuales de cemento, el año pasado cayó a solo 11 millones.

“Por lo pronto nos adaptamos a la circunstancias, tenemos que adecuar las estructuras de la compañía al tamaño del negocio de España... vemos un crecimiento moderado en los países europeos y esperamos decrecimiento todavía”, dijo en conferencia.

En cuanto a sus operaciones en Estados Unidos, para 2013 esperan un crecimiento en el volumen de venta de cemento de 8 por ciento.

“Vemos un mercado en desarrollo, donde ya hay escasez de materias primas para construcción, es por eso que estamos muy positivos”, indicó.

Enfatizó que 2012 fue un año de recuperación y fortalecimiento de las finanzas de la empresa y que una muestra de este claro avance fue una mejor oferta comercial y una estrategia sustentable que permitieron resultados sólidos.

Cemex ve la posibilidad regresar al mercado venezolano después de la muerte de su mandatario Hugo Chávez, pero Zambrano dijo que esperaran a que “se tranquilicen las aguas”, es decir, a que se estabilice la situación política de esta nación, pero estarán pendientes de lo que pase en ese país.

PATRICIA TAPIA