3 de abril de 2013 / 10:08 p.m.

Ciudad de México • El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón, invitó a todos los que quieren una educación de calidad a sumar esfuerzos en la materia, por lo que convocó a impartir clases extramuros a partir del próximo lunes en el estado de Guerrero ante el paro de maestros.

El exhorto fue hecho a empresarios, padres de familia y organizaciones civiles y pidió a las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP) que otorguen reconocimiento oficial a estas clases.

Asimismo, demandó a las autoridades correspondientes a suspender el pago de salario de los maestros paristas por incumplir con su trabajo, toda vez que en una empresa el empleado que no trabaja o falta no tiene derecho a un salario.

El directivo señaló en conferencia de prensa que los empresarios están dispuestos a dar clases e incluso abrir las puertas de sus negocios para que funcionen como aulas.

Ante la amenaza de paros por parte de los maestros, la Coparmex convoca y participará, junto con padres de familia y organizaciones de la sociedad civil, a impartir clases extramuros, como ya se demostró en 2008 en el estado de Morelos.

"No vamos a permitir que un grupo de personas, con privilegios e intereses personales, se impongan en detrimento de niños y jóvenes y su derecho a recibir educación", argumentó.

Expuso que en caso de que los maestros de Oaxaca tomen la misma actitud, también se pugnará por impartir clases extramuros en esa entidad.

En este contexto, pidió a los gobernadores de los estados de Guerrero y Oaxaca que cumplan con la Constitución, defiendan la reforma educativa y privilegien el diálogo con "quienes quieren construir, y no con quienes pretenden chantajear".

Castañón señaló que las prácticas de presión política, "de cerrazón" y de afectación social que caracterizan a la Coordinadora Nacional de la Educación (CNTE), no son compatibles con el México moderno y de diálogo que la mayoría de los ciudadanos anhela.

Por ello, anunció que en caso de que los docentes de aquellas entidades concreten el paro de labores que realizarían la próxima semana en protesta en contra de la reforma educativa, miembros de la Coparmex están dispuestos a fungir de maestros.

Con ello se pretende evitar que los estudiantes paguen las consecuencias de "cacicazgos y prácticas retrógradas" de parte de los docentes paristas.

"Los empresarios de la Coparmex, en particular los de Guerrero y Oaxaca, invitamos a todos los padres de familia, alumnos y maestros, que realmente queremos una educación de calidad para todos, a sumar esfuerzos. Buscamos una participación activa en beneficio de una mejor educación para los niños y jóvenes de México", afirmó.

El dirigente patronal aseguró que por lo menos en Guerrero alrededor de dos mil 500 empresarios están listos para participar en esta dinámica, con el objetivo de apoyar a los más de 700 mil alumnos que están en riesgo de verse afectados por el paro de actividades.

Mientras que en Oaxaca se estima que la cifra alcance los 750 mil estudiantes afectados. No obstante, solicitó el apoyo de maestros retirados, de docentes activos comprometidos con su convicción y demás padres de familia, a sumarse a esta labor.

Recordó que tan sólo en Guerrero las pérdidas económicas por las marchas y bloqueos ascienden a 40 millones de pesos a la semana.

NOTIMEX