27 de abril de 2013 / 06:22 p.m.

Washington • El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy al Congreso aprobar su plan presupuestario a fin de terminar con lo que llamó "parches" económicos que buscan atemperar los efectos de los recortes automáticos del gasto.

En su mensaje sabatino, el presidente estadunidense pidió a los legisladores demócratas y republicanos ejercer un sentido de urgencia para aprobar un presupuesto que ayude a los más vulnerables incluidos 750 mil niños que reciben alimentos escolares subsidiados.

"El Congreso aprobó un arreglo temporal. Un parche. Pero estos recortes seguirán afectando todas las áreas del gobierno que proveen servicios vitales a los estadunidenses", dijo Obama.

"No podemos simplemente seguir poniendo parches sobre cada recorte. No es una manera responsable de gobernar. Sólo hay una manera de arreglar los recortes automáticos: remplazándolos antes que causen más daño", subrayó.

El Congreso completó este viernes una medida para evitar que los recortes automáticos afecten la contratación y mantenimiento del personal de tráfico aéreo en los aeropuertos de Estados Unidos.

La legislación permitirá detener las licencias temporales de controladores aéreos ordenadas tras lo recortes automáticos al presupuesto para que los aeropuertos operen con normalidad hasta el término del año fiscal, el próximo 30 de septiembre.

En su respuesta a Obama, el representante republicano de Pensilvania, Bill Shuster, respondió a Obama que los recortes automáticos son una mala política y que su partido agotado en dos ocasiones para sustituirlos por recortes "inteligentes".

El legislador aseguró que las licencias a los controladores serios fueron permitidos por funcionarios de la administración Obama que están dispuestos a infligir perjuicio del público para tener más palanca política.

"El episodio es una demostración más de por qué necesitamos reemplazar los recortes automáticos del presidente con recortes inteligentes y más responsables", sostuvo Shuster.

Los recortes automáticos del gasto público de Estados Unidos comenzaron a operar a partir del 1 de marzo por un total de 85 mil millones de dólares sólo en 2013.

NOTIMEX