26 de julio de 2013 / 09:20 p.m.

Washington DC -Baltimore • La Reserva Federal de Estados Unidos necesitará un plan de comunicación efectiva en su estrategia de salida de su enorme estímulo monetario a fin de evitar una volatilidad excesiva de las tasas de interés, dijo el viernes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En su evaluación anual de la economía estadounidense, el FMI dijo que aunque la Fed contaba con una serie de herramientas para gestionar la normalización de la política monetaria, existían riesgos y desafíos en el retiro gradual del estímulo que el banco central ha inyectado a la economía.

"La comunicación efectiva sobre la estrategia de salida y un ajuste cuidadoso de sus fechas serán cruciales para reducir estos riesgos", sostuvo el FMI.

"Tuvimos un ataque de volatilidad en las últimas semanas que muestra que incluso con una estrategia clara se puede tener un período de volatilidad y las instituciones y reguladores financieros tienen que estar listos para eso", dijo Gian Maria Milesi-Ferretti, jefe de misión del FMI para Estados Unidos.

Un anuncio del presidente de la Fed, Ben Bernanke, acerca de que el banco central esperaba empezar a reducir su programa de compras de bonos por 85.000 millones de dólares mensuales más adelante este año y detenerlo a mediados del 2014, generó una liquidación global en los mercados de acciones y bonos en junio.

Las tasas de interés de todo lo que va desde la deuda del Tesoro estadounidense a los préstamos hipotecarios avanzaron con fuerza, amenazando con restringir el crédito para consumidores y empresas.

Desde entonces, la Fed ha dejado en claro que el momento de comenzar la reducción de sus compras de bonos dependería del desempeño de la economía.

"Creemos que la estrategia de la Reserva Federal de condicionar el ritmo de la reducción de compras de activos al desempeño de la economía es prudente y clave para mantener el impulso necesario para la recuperación", dijo Milesi-Ferretti en una teleconferencia con periodistas.

Dado que la recuperación del mercado laboral se está fortaleciendo, muchos economistas esperan que la Fed haga un anuncio sobre la disminución del estímulo en su reunión de política monetaria de septiembre.

Milesi-Ferretti dijo que un análisis del pronóstico de crecimiento del FMI para el 2013, que es relativamente más débil que la estimación central de las proyecciones de la Fed, mostraba que la reducción del programa solo podría comenzar a principios del año que viene.

"Esperamos que lo reduzcan desde inicios del año próximo, continuando durante todo el año. Pero objetivamente estamos hablando (...) (de) pequeñas diferencias en cómo será la recuperación para el resto del año", sostuvo.

El FMI espera que la economía estadounidense se expanda 1.7 por ciento este año, antes de acelerarse un 2.7 por ciento en el 2014. La economía creció un 2.2 por ciento en el 2012.

Gran parte del lastre para el crecimiento del Producto Interno Bruto de este año lo han constituido las restricciones presupuestarias aplicadas en Washington, las cuales fueron descritas por el FMI como "excesivamente rápidas".

REUTERS