NOTIMEX
10 de noviembre de 2013 / 10:28 p.m.

México.- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) afirmó que el "Plan Nuevo Guerrero" fomenta el crecimiento económico y el desarrollo social incluyente, dentro de un marco de participación ciudadana, disminución del riesgo y de transparencia y rendición de cuentas.

Este programa, anunciado por el Ejecutivo federal el pasado 7 de noviembre para la reconstrucción total de la entidad, reconoce el rezago histórico de Guerrero y no se limita a la reconstrucción de la infraestructura dañada recientemente por los huracanes Ingrid y Manuel.

Asegura que la estrategia del gobierno de la República para la construcción de un "nuevo Guerrero" abarcará proyectos de infraestructura e inversión, orientados a la construcción de carreteras, conectividad logística, energía, turismo y campo.

Además, el plan encaminará la política pública hacia el bienestar social, el desarrollo humano y la participación ciudadana, informa la dependencia federal en el Informe Semanal de su Vocería.

Destaca que en la etapa de construcción, y conforme el presupuesto que apruebe la Cámara de Diputados para el ejercicio fiscal 2014, se alinearán los objetivos de programas presupuestarios para fortalecer la inversión en materia hidráulica, comunicaciones y transportes, así como para promover el desarrollo social y productivo del Estado.

También, abunda, el Ejecutivo federal pondrá a consideración de dicho órgano Legislativo asignar una partida especial al Fondo de Desastres Naturales (Fonden) por siete mil millones de pesos.

Estos recursos, mediante un esquema financiero que defina la Secretaría de Hacienda permitirán destinar recursos para la inversión en obra pública del "Nuevo Guerrero" hasta por un monto de 30 mil millones de pesos.

La SHCP resalta que uno de los pilares que acompañará a este "Plan Nuevo Guerrero" es la transparencia, pues en él se establecen mecanismos de asignación de recursos eficaces y eficientes, al tiempo que se garantiza que la información estará disponible para su consulta y escrutinio para la población en general.

Con estas acciones específicas, aunadas a la agenda de reformas estructurales, se busca elevar la productividad de la economía y con ello, el crecimiento del país, en beneficio directo de las familias mexicanas, agrega.