GERARDO SUÁREZ - @JERA_SUAREZ
18 de diciembre de 2015 / 06:20 p.m.

Lo que parecía un noble gesto terminó siendo la semilla de la cual nació un esperado regreso. Héctor Mancilla consiguió volver a Tigres para cerrar así su prolija carrera. Para ello, ocupó algo tan sencillo como responder un saludo.

Bastaron unas cuantas palabras entre el delantero y Ricardo Ferretti para comenzar a gestar el retorno del ‘Pistolero’ a San Nicolás.

Sucedió en la última pretemporada. Dorados, ex equipo del purranquino, visitó al Auri en El Volcán para disputar un duelo amistoso. Y antes del encuentro sucedió todo. Ricardo Ferretti se acercó a Héctor a fin de saludarle. Había un motivo.

El ‘Tuca’ es consciente del deseo de Mancilla por convertirse en director técnico una vez que se retire. Por ello, a Ferretti le nació ofrecerle, incluso, consejos y su apoyo. El chileno recibió con gusto el gesto e intercambiaron teléfonos.

La relación entre ambos se había fortalecido y el fruto hoy es palpable. Ricardo aceptó de regreso al jugador en su plantel, mientras el chileno concretó su anhelo de regresar al equipo del cual está perdidamente enamorado.