SAÚL RODRÍGUEZ | @ELTOROSPORTS
21 de marzo de 2016 / 04:43 p.m.

A pesar que aún no llega a la concentración de la Selección Sub-23, Antonio Briseño ya recibió su primera llamada de atención. Pero no fue de su entrenador.

Y es el que el defensa de Tigres fue regañado por una aeromoza mientras el equipo Tricolor viajaba en el avión para una gira en Portugal. El ‘Pollo’ estaba grabando un Periscope, sin embargo la azafata le impidió hacerlo por lo que el jugador tuvo que apagar el celular.

Cabe recordar que el equipo de Raúl Gutiérrez sostendrá dos partidos amistosos en Europa, ante Japón y los lusitanos, los días 25 y 28 de este mes respectivamente.