mmdeportes
19 de abril de 2015 / 01:19 p.m.

Tras dos ediciones en el estadio Tecnológico, el Clásico Regiomontano volverá a disputarse en el estadio Universitario, en donde podría repetirse una maldición que ha acompañado a la rivalidad. El arco sur del estadio de Tigres, ha sido testigo de varios momentos desafortunados en la historia de los duelos fraternos, los cuales quedaron inmortalizados.

Uno de los primeros en ser afectado por esta inercia fue el delantero brasileño Kleber, quien en la edición 71 falló un penal ante el arquero Ricardo Martínez. El delantero felino erró en la derrota 4-1 ante Rayados, la cual representó la eliminación auriazul en las semifinales del Clausura 2003.

Esta misma portería jugó en contra de la 'Pandilla' en la edición 75, disputada en la jornada 2 del Apertura 2004. En aquella ocasión el cuadro albiazul recibió un autogol de Ismael Rodríguez al minuto 62, partido en el cual perdieron por 6-2.
Previamente el zaguero felino Sindey Balderas había marcado un gol en propia portería, en la misma sección, finalizando el primer tiempo de ese encuentro con marcador de 2-2.

La edición 99 volvió a comprobar el efecto de este arco, en un momento negativo en la historia de Tigres. En el duelo de vuelta de los Cuartos de Final del Clausura 2013, con el marcador 1-0 a favor de los universitarios, el defensa Israel Jiménez anotó en propia puerta. El tanto del 'Piloto' igualó el marcador 1-1, resultado que provocó la eliminación auriazul por global de 2-1.