22 de julio de 2013 / 06:45 p.m.

El consorcio alemán BMW está por sacar al mercado en Alemania un nuevo modelo de un automóvil movido por electricidad, y que tendrá un precio mas accesible del que se había estimado hasta ahora.

En alguna calles de Alemania ya se ven autos compactos de diversas marcas que se estacionan para enchufarse a una columna de energía eléctrica colocada en la vía pública para abastecerse.

Esa visión podría multiplicarse en cuatro meses más con la salida al mercado del auto i3. El nuevo modelo está siendo producido por BMW en la planta de la ciudad alemana de Leipzig.

El i3 costará 35 mil euros (46 mil 190 dólares) en vez de los 40 mil (52 mil) que había anunciado BMW originalmente. Es un precio medio entre los modelos mas baratos y mas caros de ese consorcio.

BMW lo empezó a promocionar como "la solución sustentable para el tráfico en las ciudades", "Born electric (nacido eléctrico): i3 es el inicio de un visionario nuevo mundo de la movilidad". El consorcio resalta que el nuevo vehículo genera cero emisiones.

El i3 es parte del proyecto "Vehículos para la Megaciudad" de ese consorcio. Tiene espacio para cuatro pasajeros, a diferencia de algunos de los modelos de auto compacto mas conocidos que solo tienen cupo para dos personas.

Una de las características mas marcadas de este nuevo modelo de BMW es la forma en cómo se abren las puertas, que recuerda a los autos deportivos mas caros y sofisticados.Las puertas se abren de tal forma que los asientos delanteros y los traseros quedan complemente libres de obstáculos.

La presentación mundial del primer modelo eléctrico en serie de ese consorcio alemán será el 29 de julio en Londres, Nueva York y Pekín, y poco después se presentará el modelo deportivo movido por electricidad, el i8.

BMW informó que llevó a cabo pruebas a nivel mundo con mil conductores de ese modelo y entre otras conclusiones se constató que en el tráfico cotidiano en las ciudades suele ser de 40 kilómetros diarios.

La batería está hecha con un sistema de calentamiento-enfriamiento que permite que el auto no sea afectado por los cambios de la temperatura ambiente, y posibilita que la función de calefacción y de clima requieran 30 por ciento menos energía.

Una desventaja que le ven sus críticos a ese tipo de automóvil es que hay que cargar energía después de 130 a 160 kilómetros. El proceso dura ocho horas pero en estaciones de carga rápida, el tiempo de hacerlo se reduce considerablemente.

Notimex