1 de abril de 2013 / 04:59 p.m.

 Las expectativas sobre el crecimiento económico del país se ajustaron a la baja, al igual que la generación de empleos, al tiempo en que se anticipa una mayor inflación para2013, anunció el Banco de México (Banxico).

De acuerdo con la Encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado de marzo, recabada por el instituto central, el consenso redujo a 3.46 por ciento la previsión de crecimiento del producto interno bruto (PIB) para 2013.

En la encuesta de febrero pasado, los especialistas anticipaban una expansión de 3.54 por ciento.

Con este nuevo ajuste a la baja, la perspectiva de los 33 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero se ubicó por debajo de la expectativa del gobierno federal, que para este año mantiene su expectativa de crecimiento de 3.5 por ciento.

El Banco de México informó que el consenso de analistas que participaron en la encuesta también redujeron el pronóstico de crecimiento del PIB para 2014 al pasar a 3.95 por ciento, desde el 3.97 por ciento que se anticipó en el mes anterior.

La menor expectativa de crecimiento económico llevó a recortar también las perspectivas de generación de empleo, que para la encuesta de marzo fueron de apenas 629 mil, es decir, cifra inferior a los 646 mil esperados en el reporte anterior.

Para 2014 se revisó a 685 mil empleos desde los 696 mil.

A la par de un menor crecimiento económico, los grupos de análisis participantes también ajustaron las perspectivas de la inflación general, aunque en este caso fueron al alza.

Para este año esperan que el indicador que mide el incremento generalizado de precios pase a 3.75 por ciento, desde el 3.66 por ciento que se preveía un mes antes.

Aunque se trata de un ajuste mayor en la inflación, la variable macroeconómica se mantiene en el rango objetivo que tiene el banco de México, que es de hasta 4 por ciento.

La inflación subyacente, que es considerada un mejor parámetro de medición de este indicador ya que elimina aquellos bienes y servicios con alta volatilidad de precios, prevén cierre este año en 3.37 por ciento, ligeramente más alto que el 3.35 por ciento que esperaban un mes antes.

— ALBERTO VERDUSCO