24 de marzo de 2013 / 10:04 p.m.

Ciudad de México • La Procuraduría Federal del Consumidor informó que producto del Programa de Verificación y Vigilancia Cuaresma y Semana Santa se han realizado a la fecha mil 294 inspecciones a establecimientos, de los cuales 91 han sido emplazados a procedimiento administrativo por no exhibir precios y operar básculas manipuladas que lesionan y deterioran la economía de las familias.

"Se han verificado 297 mil 872 productos, incluso enlatados, y de esa cantidad se han inmovilizado 3 mil 458 por carecer de información comercial establecida por las normas aplicables", dijo titular de la Profeco, Humberto Benítez Treviño.

De la misma manera se ha procedido la instalación aleatoria de las “Básculas del Consumidor” para proteger a los compradores y así los productos que adquieran tengan el peso exacto, sin riesgo que se les engañe.

De 590 instrumentos de medición supervisados, se inmovilizaron 15 por registrar faltantes de peso de hasta 280 y 500 gramos.

El Programa de Verificación y Vigilancia, que estará vigente hasta el 31 de marzo, Exige Precios a la Vista y Compara” en zonas de alto consumo.

La Profeco aseguró que ha redoblado esfuerzos en defensa de los consumidores e intensificado las acciones de supervisión en distintos establecimientos, principalmente en aquellos donde se venden pescados y mariscos, para evitar actitudes engañosas, especulativas y abusivas.

Para una mejor protección de los derechos de los consumidores, la institución estableció comunicación con las asociaciones y uniones de comerciantes de pescados, mariscos y pollo fresco, a quienes se les ha capacitado sobre las disposiciones legales y normativas que vigila la Profeco.

Además llamó a la población a exigir a los comerciantes que exhiban los precios y que efectivamente les expendan kilogramos completos de los productos de mayor demanda en esta temporada para que se cumplan puntualmente las disposiciones legales y normativas para así combatir las prácticas nocivas que lesionan y deterioran la economía de las familias.

Lo anterior tiene como objetivo central aumentar el nivel de cumplimiento y combatir prácticas que perjudiquen a los consumidores.

La Procuraduría invita a denunciar cualquier irregularidad en la adquisición de bienes servicios al Teléfono del Consumidor (5568 8722 para el Distrito Federal y área conurbada; 01 800 468 8722 para el resto del país), vía las cuentas de Twitter (@profeco) y de Facebook (http://facebook.com/profeco).

BLANCA VALADEZ