14 de junio de 2013 / 12:29 a.m.

Mazatlán • Al destacar el futuro promisorio que tiene la industria naval del país, el director de Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Pedro Pablo Zepeda, dijo que se requieren incentivos fiscales para que se construyan barcos en México.

Además, dijo que un tema central tiene que ser el de la infraestructura portuaria, los calados, que permitan el desarrollo de la industria naval.

Indicó que la propuesta escuchada del sector es promover una iniciativa de ley que recoja este tipo de políticas, porque es fundamental dar certidumbre a los inversionistas de que esta política estará vigente en el largo plazo.

“Necesitamos establecer políticas fiscales que permitan que la industria naval participe de manera competitiva en un sector que está por su naturaleza globalizado", añadió durante su intervención en el segundo Encuentro Marítimo Mazatlán 2013.

Este es uno de los temas principales que se tendrán que tratar en un diálogo con el poder legislativo, dijo, de acuerdo con lo que se ha trabajado con el sector naval para precisar las líneas de acción que permitan que el sector marítimo portuario, en especial la industria naval, se desarrolle.

Dijo que se tiene que aspirar a tener una industria de la construcción naval que atienda las necesidades, pero solo será grande y potente si participa del mercado mundial en materia de construcción de embarcaciones y otros elementos que se requieren en esta industria.

“Sabemos que en materia de exportación y construcción de barcos, el establecer recintos fiscalizados estratégicos facilitaría que nuestros precios sean similares y estén en condiciones competitivas a los de la industria mundial”, señaló.

Para que los empresarios que adquieren embarcaciones en el país se motiven hacerlo en los astilleros nacionales, agregó, se necesitan sistemas o zonas arancelarias que le den competitividad a la industria con los impuestos correspondientes, porque muchas veces ponen en desventaja a este sector.

Además, se necesitan mecanismos de depreciación acelerado que estimulen la inversión en la industria de la construcción naval.

Pidió aprovechar la disposición de Petróleos Mexicanos de ser el pivote para el desarrollo de la industria, ya que recientemente el director general de la paraestatal señaló que se buscarán mecanismos para dar preferencia en los contratos a las empresas mexicanas.

Pemex habrá de ser un pivote y eje central para el fomento de la actividad.En ese sentido, consideró que en materia de financiamiento es necesario que sea ampliada la función del Fondo de Desarrollo de la Marina Mercante Mexicana o Fondemar, para que los barcos que sean construidos en México tengan garantía mayor que los que los comprados en el extranjero.

Planteó que el Fideicomiso de Formación y Capacitación para el Personal de la Marina Mercante Nacional o Fidena, “debe jugar un papel fundamental en materia de capacitación, y para ello están ampliando sus instalaciones y se fortalecerán sus mecanismos de ingreso y se buscará ampliar los recursos presupuestales asignados a la educación, que dejará de ser solo náutica y abarcará al sector marítimo portuario en la industria de la construcción naval”.

Añadió que, se quieren mecanismos que permitan una asociación estratégica con astilleros internacionales, para atraer tecnología y estar en condiciones de competir en el contexto mundial.

Sin embargo, advirtió que hay que ser cuidadosos al establecer el programa, saber seleccionar el nicho en que pueden participar los astilleros mexicanos.

Además, dijo que un tema central tiene que ser la infraestructura portuaria, los calados, que permitan el desarrollo de la industria naval.

Indicó que es fundamental la propuesta escuchada de promover una iniciativa de ley que recoja este tipo de políticas y dar certidumbre a los inversionistas de que estarán vigentes en el largo plazo.

Dijo que el marítimo es el principal medio de transporte de mercancías.

Pemex hoy en día mueve 45 por ciento del cabotaje nacional, contrata 47 por ciento de los fletes en tráfico de altura y demanda plataformas para la exploración, expuso.

Mencionó que México tiene cerca de 300 millones de toneladas que se desplazan por nuestros puertos todos los años.

 — ADRIANA CARLOS