ROBERTO FLORES
27 de febrero de 2016 / 11:43 a.m.

El municipio de Ciudad Guadalupe propuso este sábado una alternativa para albergar la construcción del nuevo estadio de los Tigres de la UANL en un terreno ubicado por la zona de San Rafael.

“Estamos aquí para anunciar que el municipio de Guadalupe es una opción más viable para poder albergar a la casa de los Tigres con la construcción de un nuevo estadio. Tenemos identificada un área de oportunidad que ponemos a consideración de los inversionistas, del club de futbol Tigres y de la autoridad federal.

“Creemos que Guadalupe está preparado, que la prueba y error ya la hemos superado, que hoy en día existe ya una infraestructura ya instalada dentro del municipio como lo es el estadio de Rayados, un estadio de más de 50 mil personas”, expuso el édil al arrancar la conferencia de prensa.

ESTADIO 1
Gobierno de Guadalupe
Estadio
Gobierno de Guadalupe
Estadio
Gobierno de Guadalupe
Estadio
Gobierno de Guadalupe
Estadio
Gobierno de Guadalupe

El alcalde guadalupense, Francisco Cienfuegos, detalló esta mañana el lugar y el tamaño del terreno donde se ubicaría la casa de los actuales campeones, pero sobre todo destacó que este municipio tiene ya la experiencia necesaria para poder tener otro estadio de clase mundial como ya lo es el de los Rayados en la zona de La Pastora.

“Es rescatar un predio urbano subutilizado ubicado en una zona comunicada por vialidades de flujo intermunicipal, ofrecer a Ciudad Guadalupe como una opción viable para la construcción de este nuevo estadio y gestionar la inversión privada para la detonación de un proyecto deportivo en un predio de 28 hectáreas”, reveló.

“Posee fácil acceso de las rutas de transporte colectivo incluyendo Ecovía, incluyendo el par vial que fue construido con anterioridad. La superficie del terreno es de 28 hectáreas, la construcción del estadio de los Rayados está 187 mil 499 metros, es decir 19 hectárea. Éste tiene casi 10 hectáreas más y se localiza en la colonia San Rafael”.

Cienfuegos mencionó que se tendrían que hacer adecuaciones viales a las diferentes arterias que se encuentran aledañas a esta zona, la cual desde 1988 está prácticamente en desuso, desde el incendio en la entonces refinería de Pemex, la cual es dueña de estos terrenos federales.

“Se tendría que hacer una pequeña ampliación de Miguel Alemán, la habilitación de la avenida Vía a Tampico, la ampliación de la avenida San Rafael, la prolongación de la avenida López Mateos hasta su conexión con el municipio de San Nicolás de los Garza.

“Nuevos pasos a desnivel de la avenida López Mateos en su cruces con Vía a Tampico y con Ruiz Cortines, ampliación de Calle Nueva y la ampliación de Ruiz Cortines si fuera necesario”, indicó ante los medos de comunicación en un salón de un hotel de la zona de Cintermex.

Sin embargo, Francisco Cienfuegos reconoció que aún faltan muchas cosas para considerarlo ya un hecho.

“Falta hacer muchos estudios, pero las condiciones son muy viables, ya tenemos el conocimiento de cómo trabajar con proyectos de esta envergadura, sabemos la ruta crítica, cómo trabajar con los diferentes niveles de gobierno y la iniciativa privada.

“Lo que hace hoy Ciudad Guadalupe es alzar la mano, decir que tiene la capacidad y voluntad de poder tener un segundo estadio de esta magnitud en el municipio. Este terreno no tiene uso más que de una planta de aguas residuales desde 1988 que fue cuando se dio la explosión de la refinería que estaba ubicada en este predio”, apuntó.