ROBERTO FLORES | @BETOFLORES67
4 de agosto de 2016 / 03:30 p.m.

Arrancar ganando el primer juego de muchos que se tendrán de local en agosto es importante para los Tigres en la búsqueda de posicionarse en los primeros puesto de la tabla, afirmó Nahuel Guzmán.

El portero felino dijo que se debe aprovechar la condición de local en todo momento para tener más tranquilidad a la hora de trabajar y además para que la afición felina no se preocupe de más.

“Tenemos muchos juegos de local, es importante conseguir los tres puntos en casa. Esto te deja trabajar tranquilo, corregir los errores con paciencia, la gente también está más tranquila, pero creo que sí es importante volver al triunfo en casa.

“Más que nada porque vamos a tener muchos partidos (en casa), entonces este fin de semana será importante de cara a todo el mes de agosto y creo que un poco sí para que la gente esté tranquila, el otro día el hincha se dio cuenta que el equipo trata de hacer las cosas lo mejor posible para encontrar el camino de los triunfos y acomodarnos en la tabla”, expresó el arquero argentino.

Tigres vivirá un agosto muy casero al recibir a Jaguares este sábado, luego en la fecha seis y siete ligará juegos de local ante Pachuca y Veracruz, todos estos equipos que ha dominado a placer en los últimos años.

Además, en casa también tendrán el encuentro internacional de la Concachampions ante el Plaza Amador de Panamá el 24 de este mes. Las únicas salidas de su “cueva” serán ante Toluca, la próxima semana, así como el debut en la Concacaf Liga de Campeones el próximo 17 de agosto en Costa Rica ante el Herediano.

De esta forma, agosto podría ser el mes que marque un rumbo exitoso para los felinos en el torneo, sumando por lo menos 9 unidades o, porque no pensar en 10 o 12, para llegar a septiembre con 14 o 17 puntos de 21 disputados antes del primer paro por fecha FIFA.

Guzmán mencionó que Tigres deberá mantener lo hecho el partido pasado ante América, más allá de si se mantiene el arco en cero o no.
“Es importante conservar el cero, no depende siempre del trabajo que haga uno, a veces los rivales encuentran la manera para quebrarte la última línea o hacer méritos suficientes para llegar al gol.

“No somos un equipo que se meta atrás y juegue al contragolpe, sino uno que por momentos es demasiado abierto, arriesgando demás a veces quedando mano a mano en el fondo. Todos conocen al Tuca, le gusta recibir la menor cantidad de goles posibles, que los arqueros no seamos las figuras”, indicó.

Nahuel destacó que es un factor determinante que ya André Pierre Gignac e Ismael Sosa se hayan destapado frente al arco rival, además de otros elementos.

“Creo que lo lindo y lo importante es que se puedan ir destapando tanto André como ‘Chuco’ (Ismael Sosa), y que también hayan llegado al gol jugadores como ‘Javi’ (Aquino) es también importante que hayamos tenido opciones con otros jugadores que no sean los delanteros”, puntualizó.