ROBERTO FLORES
30 de agosto de 2016 / 02:13 p.m.

Luego de un largo viaje de más de 13 horas, Andy Delort pisó tierras
regiomontana a para finiquitar los últimos detalles y ser oficialmente
jugador de los Tigres.

El atacante francés llegó en punto de las 08:45 horas al Aeropuerto
Internacional de Monterrey acompañado de su representante Jean
Christophe Cano y su primo Kenzo y reconoció venir a México aprovechando la puerta que abrió su compatriota André Pierre Gignac.

Aunque la intención era que Delort diera sus primeras declaraciones a
los medios ahí no se pudo al formarse un caos al salir de la zona de
llegadas nacionales al aglomerarse medios y unos 15 aficionados que se hicieron presentes.

Una vez en la camioneta del club se dirigió al hotel para cambiarse de
ropa y después ir a realizar los exámenes físicos de rigor.

"Estoy aquí después de que André Pierre abrio las puertas a Europa de venir al campeonato mexicano", afirmó Delort tras hacer una de las
pruebas físicas y médicas en las instalaciones de Medicina del Deporte de la UANL.

El "Príncipe", como fue bautizado por Don Roberto Hernández Jr. llega
con la idea de rendir de inmediato en un equipo al que hizo todo por
venir y estar al lado de su gran ídolo, Gignac.

Delort se mostró atento en todo momento ante los medios de comunicación que le preguntaban por sus primeras impresiones de estar en México.

¿Andy quieres jugar a lado de Gignac?

"Si, claro que me gustaría jugar con André-Pierre y espero poder hacer
lo mejor posible para definir en el campeonato (torneo)", señaló
emocionado antes unos 15 representantes de medios de comunicación y estudiantes de la Facultad de Medicina que aprovecharon un descanso en sus clases para estar cerca del delantero europeo.

Por cierto, a su llegada a Monterrey el jugador francés de inmediato
se comunicó con Gignac a través de un video de FaceTime mientras el
goleador de los Tigres estaba en la concentración con la Selección
Francesa que jugará dos encuentros en los próximos días con Italia,
amistoso, y Bielorrusia por la eliminatoria rumbo a Rusia 2018.

Andy dejó en claro su confianza en pasar sin problemas las pruebas
físicas para firmar su contrato con los felinos.

"Las personas que fueron por mi al aeropuerto me fueron contando que
tendría que pasar los exámenes médicos y espero que así sea", mencionó en una escueta entrevista que ofreció a la prensa.

Además de las pruebas clínicas, de esfuerzo y resistencia, el
futbolista francés también fue sometido a estudios de electrocardiogramas y Rayos X para descartar cualquier problema físico que pudiera poner en riesgo subcontratación con el equipo universitario.

Se espera que sea este miércoles cuando Delort ya sea oficialmente
anunciado como refuerzo de Tigres por los próximos tres años por lo
menos.

Cabe recordar que este miércoles 31 de agosto se cierran el mercado
veraniego en Europa y en este sentido el papeleo con el equipo del SM
Caen debe quedar debidamente arreglada antes de las cinco de la tarde hora de Monterrey.

Los felinos tienen hasta el 5 de septiembre para dar de alta jugadores
al ser ése el día límite para que los equipos mexicanos puedan
registrar jugadores que vengan del extranjero.

De llegar a un feliz término en las negociaciones Andy Delort será el
jugador no nacido en México número 12 de los Tigres para este torneo y vendrá a darle un "lindo problema" a Ricardo Ferretti para ver dónde y por quién lo mete a jugar en su once titular.

Hay que señalar que Delort no entrenó por espacio de un mes con el SM Caen en busca de forzar su salida a los felinos y habría que esperar cuánto tiempo se tarda en estar a punto físicamente para ser tomado en cuenta por el Tuca para debutar con la casaca número 9 que dejó libre Rafael Sobis.

Por lo pronto, es cuestión de horas para que Andy Delort sea
oficialmente jugador de Tigres y empiece a buscar que "su principado"
traiga a los felinos un nuevo campeonato aportando sus goles y calidad futbolística.