JUAN LARA | @juanlaram7
25 de diciembre de 2016 / 06:00 p.m.

No fue Papá Noel, fue Papá Nahuel el encargado de darle una Navidad más que Incomparable a toda la afición de Tigres al conquistar la quinta corona de la institución desde la tanda de penales frente a las Águilas del América, luego de empatar 1-1 en tiempo extra, pero imponerse en la 3-0 desde los once pasos donde el cancerbero argentino atajó los tres tiros de las Águilas de William Da Silva, Silvio Romero y Javier Güemez.

En un encuentro que tuvo de todo polémica, expulsados, goles de último minuto y como hace un año en Ciudad Universitaria desde los once pasos, Tigres es el monarca del futbol mexicano por quinta vez en su historia y tercera desde el 2011.

Luego de tener en vilo a los ‘Incomparables’ por un par de días, finalmente André-Pierre Gignac sí formó parte del duelo y lo hizo desde el principio. “La, la, la, la, Gignac”, fue el canto con el cual el Estadio Universitario animó al delantero galo.

A pesar del gran ambiente mostrado en el Estadio Universitario, el América comenzó insistente desde el primer minuto dejando en claro que el escenario no le estaba pesando. Al 1’, Michael Arroyo ejecutó un tiro libre que salió a la posición de Nahuel Guzmán.

Al minuto 3 llegó la primera polémica del partido. Michael Arroyo y Guido Pizarro tuvieron un encontronazo sin balón fuera del área felina, pero el árbitro Jorge Isaac Rojas no marcó nada y dejó sin sanción a ambos futbolistas sudamericanos.

Las Águilas continuaron con su insistencia sobre todo en la banda defendida por El ‘Gutty’ Estrada. Al 14’, Rubens Sambueza sacó un centro que no pudo ser rematado por Oribe Peralta quien se lanzó de forma acrobática.

La primera amarilla del encuentro fue para Guido Pizarro en una acción polémica. El ‘Conde’ fue pintado del cartón preventivo al 21’, tras sacarle un balón a Michael Arroyo en el centro del campo, pero el silbante determinó falta y el argentino reclamó airadamente para ser amonestado.

Ricardo La Volpe formó su tradicional línea de cinco, pero colocando al ‘Chepe’ Guerrero como marcador por derecha y dejando a Bruno Valdez en la banda; William Da Silva se convirtió en la principal válvula de salida para el conjunto de Coapa.

Tigres dio muestra de su peligrosidad en el ataque al minuto 31 con la acción más relevante del primer tiempo.

Javier Aquino sacó un potente disparo fuera del área azulcrema, pero Moisés Muñoz, probablemente en su último encuentro con las Águilas, voló para con un atajada a brazo cambiado evitar el canto de gol de los más de 40 mil aficionados que se dieron cita en el Estadio Universitario.

El silbante Jorge Isaac Rojas se notaba nervioso y concluyó el primer tiempo cuando Michael Arroyo tenía la oportunidad de disparar contra del marco de Nahuel Guzmán, luego de un rechace en un tiro de esquina.

Para la parte complementaria, las Águilas siguieron trabajando sobre la banda de ‘El Gutty’ Estrada y ganaron varios tiros de esquina.

Al minuto 52, Renato Ibarra, el jugador más desequilibrante de los azulcremas en el encuentro, sacó un disparo que desvió la zaga felina. Inmediatamente, Javier Aquino cayó lesionado sobre la grama del ‘Volcán’. El oaxaqueño no pudo seguir en el terreno y en su lugar ingresó Damián Álvarez ante la ovación de los aficionados auriazules.

El cuadro capitalino pudo tomar la ventaja al 55’, pero Oribe Peralta falló de forma increíble a portería vacía un tiro centro de Bruno Valdez cuando Nahuel Guzmán ya estaba vencido.

En la primera pelota que tocó Damián Álvarez dejó su sello de peligrosidad al sacar un centro que fue rematado por Jürgen Damm que pasó por un costado del marco de Moisés Muñoz.

Ismael Sosa fue el protagonista de dos jugadas polémicas en un lapso de dos minutos. Al 57’, cayó cerca del área tras una acción con Paolo Goltz y un minuto más tarde recibió una carga de Rubens Sambueza dentro del área pero Jorge Isaac Rojas determinó que no existió penal.

Al 59’, el partido se le fue de las manos al árbitro Jorge Isaac Rojas, pues Michael Arroyo se ganó la tarjeta amarilla luego de una dura entrada sobre Hugo Ayala, digna de tarjeta roja, la cual desató la molestia de los elementos felinos y todo el Estadio Universitario.

El partido se rompió en el mediocampo y al minuto 62, el América respondió por vía de Renato Ibarra que sacó un disparo cruzado de la valla felina. Al 66’, llegó una de las acciones más peligrosas del duelo para Tigres. Juninho ejecutó un tiro libre pegado a la banda izquierda que Moisés Muñoz con los dos puños atajó, en el recentro Jesús Dueñas remató con la cabeza, pero el travesaño impidió el gol que acercaba a los auriazules a su quinta corona.

Al 67’, Rubens Sambueza cayó dentro del área felina tras una entrada de Damián Álvarez, pero el silbante continuó con su mal trabajo de la noche.

Ricardo La Volpe movió su ataque y al minuto 78 retiró a un cansado Oribe Peralta que realizó labores de sacrificio y le dio entrada a Silvio ‘El Chino’ Romero.

En la primera bola que tocó el argentino le sirvió en bandeja de plata a Renato Ibarra la oportunidad de abrir el marcador, pero milagrosamente Jorge Torres Nilo desvió un balón que llevaba destino a portería.

El travesaño se volvió a entrometer en la quinta corona y Tigres. Al 81’, André-Pierre Gignac sacó un misil que pegó en la madera del marco azulcrema.

Al minuto 89, Tigres se quedó en inferioridad numérica, luego de que Jorge Torres Nilo recibió su segunda tarjeta amarilla del encuentro por una falta en el mediocampo sobre Renato Ibarra.

Y tras 90 minutos, Tigres y América no pudieron romper la igualada y con el empate forjado en el Estadio Azteca el encuentro se fue a tiempos extra.

Ya en los tiempos extra, en una jugada calcada del gol de Bruno Valdéz en el Estadio Azteca, Edsón Álvarez se graduó y le dio la ventaja a las Águilas al minuto 94, tras una peinada a primer palo de Pablo Aguilar. Una anotación que fue un balde de agua fría para la afición en el Universitario.

Al 101’, Tigres respondió con una pared entre André-Pierre Gignac y Damián Álvarez que el ‘Enano’ sacó un centro que remató Dueñas a las manos de Moisés Muñoz.

Rubens Sambueza perdió la cabeza al 101’ y fue expulsado emparejando el duelo en cantidad de jugadores.

Al 105’,se desató un conato de bronca luego de una falta sobre Renato Ibarra en la cual se encararon Gignac y La Volpe.

El pleito se origina tras un balonazo de Darwin Quintero y ambas bancas se vaciaron dejando como resultado la expulsión de Paolo Goltz y José Rivas; además de Ventura Alvarado que se encontraba en la banca.

En la segunda parte del tiempo extra Tigres se volcó al frente con Damián Álvarez como guía y Ricardo La Volpe se tiró más atrás con la salida de Arroyo y la entrada de Güemez. Al 111’, Gignac no pudo concretar un centro de Damm y su disparo pasó por encima del marco de Moisés.

Cuando todo parecía perdido para Tigres al minuto 119, Jesús Dueñas remató un centro de Jürgen Damm para mandar el encuentro a la tanda de penales donde emergió la figura de Nahuel Guzmán.