26 de noviembre de 2013 / 09:44 p.m.

Volvo ha recibido un cuantioso préstamo monetario por parte de la institución China Development Bank.

Éste es el segundo préstamo que la armadora recibe en orden de acuerdo a su plan de amortización para el año 2021, fecha en la cual (si no pasa nada extraordinario) alcanzarían una cifra de 800 mil 000 unidades vendidas al año.

La suma que se maneja de acuerdo con el reporte ronda los 800 millones de euros, mismo que han sido justificados para el desarrollo de nuevos modelos que de acuerdo con lo planeado le podrían otorgar a la sueca una mayor rebanada del mercado asiático.

Lo cierto es que sin importar realmente lo que la armadora quiera hacer con los préstamos, sus seguidores todavía están esperando el reemplazo "obligatorio" de la CX90 cuyos días los tiene contados después de 11 años en activo.

Se dice que el esperado reemplazo será el primer modelo en beneficiarse de la totalmente nueva plataforma (SPA), y servirá como modelo para reemplazar al también longevo sedán S80.

AGENCIAS